jump to navigation

Martes 20 de enero de 2009

Menos ideología y más implicación de las familias

19:31 h | Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

Libertad de educación.bmp

Iniciativas para rescatar el prestigio de la escuela pública en España

Por  Adolfo Torrecilla

Cuando se habla de elevar la calidad de la escuela pública en España siempre se pide más presupuesto. Pero hay cosas que el dinero no puede asegurar. Así lo ha comprendido la Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública, una iniciativa que tiene como objetivo conseguir una implicación más activa de las familias y los profesores en la búsqueda de soluciones para elevar la calidad de la enseñanza pública, donde están escolarizados casi el 67% de los alumnos españoles.

La Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública es una organización compuesta por padres, madres y profesores que se define como “un movimiento ciudadano, de carácter no confesional y sin dependencias políticas, que tiene como objetivo crear un marco de apoyo a los padres y madres con hijos escolarizados en la escuela pública para conseguir su participación activa en la búsqueda de una educación de calidad y respetuosa con las convicciones morales de las familias”.

Desde un Instituto de Leganés

Uno de sus impulsores ha sido Juan José Nieto, director del Instituto Julio Verne de Leganés (Madrid). Desde hace más de diez años, Juan José Nieto y un grupo de profesores y padres, reaccionaron contra la escasa calidad de la educación que se impartía en su centro, y decidieron dejar a un lado las soluciones ideológicas y aportar medidas concretas a los problemas reales que tiene la Escuela Pública.

Comenzaron con propuestas que no son muy frecuentes en la escuela pública, con resultados muy satisfactorios. “Eran –comenta Juan José Nieto- propuestas novedosas, como la posibilidad de entregar las notas de Secundaria por la tarde”. Luego comenzaron a intervenir en la disciplina: “eliminamos las pintadas de la fachada e hicimos ver a los estudiantes que si no hay orden, no se puede aprender”. Al principio, sus medidas encontraron cierta oposición, pero poco a poco se han ganado la confianza de los profesores y las familias. “Hace un año iniciamos un programa experimental en el que ofrecíamos una atención más personalizada a los alumnos más problemáticos. Para ellos creamos un programa de tutorías personales donde un profesor voluntario realiza un seguimiento minucioso del rendimiento del alumno”.

Desde el principio, Juan José Nieto se propuso que los padres y profesores fuesen juntos, implicando así a los padres en las medidas que se iban tomando. “Empezamos con 20 alumnos problemáticos y en este curso participan cerca de 100 alumnos y 40 profesores voluntarios, de los 100 que hay en plantilla. Este trabajo es nuestra tarjeta de presentación. Los padres ven que queremos a sus hijos, que nos preocupamos por ellos. Ven la dedicación. Se trata de recuperar el prestigio que antaño tenían los centros públicos a través del trabajo y el esfuerzo personal”.

Que los padres participen

La Plataforma que ha puesto en marcha va en esta misma línea. Juan José Nieto resume los principales puntos sobre los que se apoyan sus propuestas pedagógicas:

1.- Mejora del orden, la disciplina y el control del absentismo en el centro;

2.- Buena planificación de clases de apoyo, refuerzos, desdobles, recuperaciones, laboratorios, etc. para atender mejor la diversidad;

3.- Mejora de la información a las familias y de las relaciones padres-Instituto;

4.- Mejora de la implicación del profesorado con la participación en proyectos, concursos, certámenes, ferias, olimpiadas… (aquí entra el proyecto de Tutorías Personalizadas);

5.- Mejora de la motivación del alumnado a través de actividades extraescolares y de actividades que mejoren la convivencia; 6.- Cultura de evaluación de las propuestas de mejora.

Estos objetivos pueden cumplirse si se desideologizan las cuestiones educativas y si los padres y madres deciden tener una participación más activa en la vida de los centros. Según Juan José Nieto, “para las familias, la educación es algo tan importante que tienen derecho a disponer de los medios necesarios para asegurar que en la escuela pública se sigue un proyecto educativo familiar. El derecho de los padres y madres a educar a sus hijos, amparado por la Constitución, no se agota en el mero hecho de elegir escuela, sino que se prolonga necesariamente en su presencia activa en la vida de la comunidad escolar para garantizar la colaboración de todos sus miembros en el desarrollo del proyecto educativo que quieren para sus hijos”.

Entre sus objetivos prioritarios, pues, está alcanzar la implicación de los padres a través de las APAs y de los órganos colegiados de gobierno en los centros y hacer “una llamada a la responsabilidad de las familias como principales educadores”.

Otro modelo de escuela pública

Para Juan José Nieto, se trata en definitiva de trabajar por una Escuela Pública que no sea sinónimo de fracaso escolar, violencia en las aulas y casos de alcoholismo y drogadicción. Por eso, “la Plataforma quiere ser un instrumento al servicio de un nuevo movimiento cívico capaz de impulsar los cambios necesarios en el sistema educativo para que se haga realidad en la escuela pública el derecho de los padres y madres a que sus hijos reciban una educación de calidad y coherente con sus convicciones y creencias”. Para conseguir esto, se inspiran “en el principio básico de que para educar es necesario tener un proyecto de persona, y ese proyecto debe englobarse en un proyecto educativo del centro que esté de acuerdo con los deseos de las familias que eligen ese centro”.

Muchas cosas pueden hacerse desde la Plataforma, como impulsar la creación de Escuelas de Padres y Madres, la organización de charlas-coloquio sobre temas de actualidad y de interés educativo, cursos de Técnicas de Estudio para los alumnos, actividades de apoyo a las familias con necesidades educativas especiales, actividades de ocio y tiempo libre en familia, creación de bibliotecas y dvd’s para las familias, promoción de actividades culturales y deportivas, Talleres de Padres, Escuelas de Verano, etc.

La Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública lleva poco tiempo funcionando y ya ha recibido un importante apoyo por parte de profesores y muchas familias que tienen sus hijos escolarizados en la escuela pública y que desean un cambio de rumbo en este modelo.

Más información en www.mejoratuescuelapublica.es

fuente: Aceprensa


Sábado 15 de noviembre de 2008

Entrevista a Juan Velarde: vídeo

17:54 h | Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

ecPL_6vVZRc

Juan Velarde, premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales y premio Rey Juan Carlos de Economía, concedió una entrevista a Profesionales por la Ética, una de las entidades más influyentes del movimiento objetor a EpC, que ya roza las 50.000 negativas de familias españolas a cursar el nuevo conjunto de asignaturas de adoctrinamiento.

Es la primera vez que Juan Velarde, el economista español vivo más importante, se pronuncia de manera extensa y monográfica sobre EpC.

HazteOir.org tuvo el privilegio de grabar la entrevista, que transcurrió en el despacho del profesor Velarde en el Tribunal de Cuentas del Reino, del que es consejero.

Estas son las opiniones más destacadas del profesor Velarde sobre EpC, en una cuidada edición para HO TV de Francisco Javier Jiménez Rivero, autor del blog Xavs.


Viernes 30 de mayo de 2008

La FERE considera “positivo” que se valore el derecho a la libertad de elección de centro en la sentencia del TSJA

15:51 h | Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

MADRID, 29 May. (EUROPA PRESS) –
El presidente de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza, Manuel de Castro, consideró “positiva” la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que reconoció a una familia el derecho a tener un plaza escolar en el colegio concertado que eligieron por considerar que prevalece el derecho constitucional a elegir el tipo de educación de sus hijos frente a la limitación de plazas.

En declaraciones a Europa Press, comentó, sin embargo, que la solución que propone la sentencia –aumentar la ratio de alumnos por clase en un 10%– “ya se contempla en la Ley Orgánica de Educación (LOE)” en relación con los inmigrantes.

Para Manuel de Castro, las administraciones “deben tener en cuenta la voluntad de los padres en la planificación” y criticó que en muchas ocasiones nieguen a sus centros ampliaciones para adecuarse a la demanda.


Lunes 26 de mayo de 2008

Movilización total de la escuela concertada contra la Ley de Educación de Cataluña

21:38 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados


anuncio de movilizaciones frente a la ley.jpg

FECC, CCAEC, AEC y FCCE denuncian que la ley atenta contra la libertad de enseñanza, manipula el modelo educativo de interés público y no garantiza la gratuidad.

FORUM LIBERTAS.- Las cuatro grandes organizaciones que representan a la totalidad de las escuelas concertadas en Cataluña presentarán alegaciones al Anteproyecto de Ley de Educación presentado por el Departamento de Educación de la Generalitat, que imposibilita el buen funcionamiento de este tipo de centros de enseñanza.

La Fundació Escola Cristiana de Catalunya (FECC), la Confederació de Centres Autònoms d’Ensenyament de Catalunya (CCAEC), la Agrupació Escolar de Catalunya (AEC) y la Federació Catalana de Centres d’Ensenyament (FCCE) tienen como objetivo presentar un total de 200.000 alegaciones al anteproyecto, que está en fase de información pública. FECC, CCAEC, AEC y FCCE, que representan a más de 1.300 centros concertados, denuncian que el proyecto de esta nueva ley atenta contra la libertad de enseñanza y contra el derecho de los padres a elegir el tipo de educación para sus hijos, manipula el concepto de modelo educativo de interés público, y condena a la asfixia económica a la escuela concertada, entre otras cuestiones.

El Anteproyecto de la Ley de Educación de Cataluña supone, pues, una seria amenaza para la escuela concertada y una ruptura con el camino del diálogo y de consenso que llevó al Pacto Nacional para la Educación, al vulnerar buena parte de sus principios. Es importante destacar que pueden presentar alegaciones, no sólo las familias que llevan a sus hijos a centros concertados, sino también cualquier ciudadano que no esté de acuerdo con los planteamientos del anteproyecto de ley.  Todo aquel que esté interesado en participar de la campaña puede hacerlo a través de e-cristians.net, teniendo en cuenta que la fecha límite para presentar alegaciones es el 28 de mayo.

40% de las familias

En la campaña de presentación de alegaciones lanzada por las cuatro ‘patronales’ de la escuela concertada en Cataluña participa tanto la escuela concertada no confesional como la confesional.  Asimismo, los 1.300 centros a los que representan vienen a ser el 40% de las familias catalanas, o sea el equivalente a las plazas que ofrece la escuela concertada.  De hecho, el número de padres que enviaría a sus hijos a un centro concertado es superior al actual, pero les resulta imposible hacerlo porque la Generalitat se niega a ampliar nuevas líneas.

En cualquier caso, si el Gobierno de la Generalitat ignorase un número tan elevado de alegaciones y siguiera adelante con la Ley, no sólo lo haría sin el consenso necesario sino que la norma iría contra ese 40% del total de familias en Cataluña. Por otra parte, hay que recordar que diversas asociaciones de padres ya han anunciado movilizaciones contra este anteproyecto de ley, entre ellas la Plataforma Dret a Escollir y la Federació d’Associacions de Mares i Pares de l’Escola Lliure de Catalunya (FAPEL).

Las alegaciones

Este es el contenido de las alegaciones al Anteproyecto de Ley de Educación de Cataluña:

  1. El Anteproyecto no respeta el mandato del Estatuto de autonomía de Cataluña (artículo 21.1) de construir un modelo educativo de interés público y al hablar sólo de servicio público de educación (artículos 25-28) menosprecia la libertad de enseñanza, menosprecia el carácter propio de los centros privados y deja la escuela concertada en manos de la arbitrariedad de la administración (artículo 181).
  2. El Anteproyecto no respeta el pluralismo ni la autonomía de los centros al poner controles adicionales a los proyectos educativos e, incluso, condicionar el futuro del concierto (artículos 26, 67-76). Es necesario asegurar que la diversidad de caracteres propios pueda desarrollarse en proyectos educativos diferenciados. La libertad ideológica -en la que se basa la libertad de enseñanza- y el pluralismo son elementos constitutivos de nuestro Estado de Derecho.
  3. El Anteproyecto da pasos hacia atrás en la regulación de la admisión de alumnos en relación al vigente Decreto 75/2007, de 27 de marzo, y restringe los derechos de los padres en la elección de la escuela (artículo 32). Otorga atribuciones impropias a las Oficinas Municipales de Escolarización (artículos 29, 139, 141 y 148). Niega la posibilidad de establecer criterios complementarios y aboca a la arbitrariedad de un sorteo las frecuentes situaciones de empate a la hora de valorar las solicitudes.
  4. El Anteproyecto consagra la discriminación del alumnado de la escuela concertada al no asegurar la gratuidad en los mismos niveles que en la pública. No se garantiza la gratuidad de la 6ª hora en la concertada ni de la educación post-obligatoria (artículos 27, 174, 175 y 181). Tampoco garantiza que el módulo económico del concierto sea suficiente para el mantenimiento de la escuela concertada, lo cual comporta o la asfixia económica de la escuela o el sobrecoste a sufragar por parte de los padres.

“Educación para la Ciudadanía es un método de manipulación ideológica”

18:12 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

26-05-2008  Valéncia hui

Entrevista a José Carlos Muñoz, portavoz de `Valencia Educa en Libertad´, publicada en Valéncia hui (26 de mayo de 2008, págs. 8 y 9).

Miguel Vidal Santos (Vh).- La Generalitat ha comunicado esta semana que la asignatura de Educación para la Ciudadanía se podrá cursar en Valencia a través de trabajos trimestrales controlados por los padres. Sin embargo las familias mantienen parte de sus críticas y sostienen que sigue siendo necesario objetar.

- El gobierno socialista trata de presentar la objeción a Educación para la Ciudadanía como una cosa propia de católicos integristas.

La objeción es cosa de padres que no están dispuestos a aceptar que nadie que no sean ellos decida cuál es la formación moral que han de recibir sus hijos, ni el Estado, ni la Iglesia, ni el colegio, ni ninguna otra institución o persona. Y eso es lo que, a través del actual currículo de Educación para la Ciudadanía, hace el Estado. Para oponerse a esa pretensión de adoctrinamiento obligatorio no hace falta ser católico, ni creyente. Hay objetores agnósticos o ateos y esta semana se han tramitado objeciones de familias musulmanas. La objeción es cosa de padres dispuestos a defender la libertad y sus derechos respecto de la educación de sus hijos. El objetor es un movimiento civil, no religioso.

- ¿Rechazan ustedes que los estudiantes reciban una formación cívica?

Por supuesto que no. La formación cívica es necesaria y está presente en el sistema educativo desde hace décadas. Tampoco rechazamos una asignatura específica que la aborde, ni que se llame Educación para la Ciudadanía. Pero no aceptamos que, con el pretexto de “educar mejores ciudadanos”, se impongan estructuras de pensamiento y actitudes que, en muchos casos, pueden ser contrarias a las convicciones de los padres. Ni aun los principios ideológicos y morales que pudieran coincidir con nuestras convicciones se les pueden inculcar a nuestros hijos sin nuestra expresa solicitud. Si Educación para la Ciudadanía enseñara realmente derechos humanos y la Constitución y solo eso, nada tendríamos que oponer a la asignatura. Pero el currículo de EpC, por ejemplo, elude toda referencia al artículo de nuestra Carta Magna en el que se establece la monarquía parlamentaria como forma política del Estado. Y omite el que proclama la unidad de la nación. Sin embargo, el temario está impregnado de la ideología de género, lo que excede los límites constitucionales y vulnera el principio de neutralidad ideológica del Estado.

- ¿Qué hay detrás de Educación para la Ciudadanía?

EpC es un verdadero proyecto de lo que se ha dado en llamar ingeniería social. Cada vez se evidencia más que ha sido concebida como un instrumento de manipulación ideológica por parte del Estado. Con ella se pretende modelar la sociedad en torno a la ideología del partido en el poder, formando la conciencia moral de los niños y jóvenes según la particular visión de la persona y de la vida del gobierno de turno, usurpando una responsabilidad y un derecho fundamental a los padres.

- ¿Cuáles son los postulados ideológicos de EpC?

Se pretende imponer el relativismo ético (el concepto de lo que es éticamente admisible va cambiando en función de las mayorías coyunturales), el positivismo jurídico (lo legal se convierte en el único criterio ético), el inmanentismo (o negación de lo trascendente) o la ideología de género (niega que la sexualidad sea un elemento innato, muy al contrario sería un mero constructo cultural). Es legítimo que algunos defiendan esos postulados pero también lo es criticarlos y defender otros muy distintos. En el currículo de EpC se nos quieren imponer como valores supuestamente universales y comunes, pero no lo son porque decenas de millares de familias ya han manifestado formalmente que no los asumen como tales.

- ¿Dónde está la frontera que separa la educación del adoctrinamiento?

La frontera entre lo admisible y lo que no lo es la marca a nuestro juicio la combinación de dos factores que afectan a EpC. Por una parte, su obligatoriedad. Por otra, el hecho de que su currículo aborda cuestiones de carácter ideológico y de índole moral. Nada tendríamos que oponer a que fuese obligatoria si eludiese abordar esa clase de contenidos, porque no habría adoctrinamiento. Incluso nos parecería admisible el tratamiento de cuestiones morales e ideológicas, si en lugar de una disciplina académica obligatoria EpC fuese de libre elección; porque en ese caso habría adoctrinamiento, pero expresamente elegido por cada familia que optara por la asignatura. Estaríamos en este último supuesto ante un tipo de elección similar a la que realizan quienes deciden que sus hijos cursen la asignatura de Religión en su vertiente confesional.

- ¿Sobre qué bases jurídicas fundamentan ustedes la objeción?

El Tribunal Constitucional ha reconocido en varias resoluciones que el ejercicio de la objeción de conciencia es acorde con nuestro ordenamiento. Según sentencias del TC, la libertad de conciencia es una concreción de la libertad ideológica, que nuestra Constitución reconoce, y puede ser ejercido con independencia de que se haya dictado o no tal regulación. Esa es la doctrina dictada por el propio Tribunal Constitucional.

- ¿Cómo se puede objetar?

Lo más práctico, para evitar malentendidos con las direcciones de los centros y para asegurarse de que las declaraciones de objeción son tramitadas (sabemos que muchos directores las tienen guardadas en un cajón), es presentar dos ejemplares de la declaración de objeción en el registro de la Conselleria de Educación o en alguna de las Direcciones Territoriales. Lo deseable sería que ambos ejemplares fuesen originales. Uno de ellos, sellado en el registro, lo debe conservar la familia para posibles gestiones posteriores. Como sabemos que muchas familias pueden tener dificultades para realizar esa gestión, las plataformas promotoras de la objeción les brindamos la posibilidad de hacernos llegar la documentación para que nosotros la tramitemos en su nombre.

- ¿Qué problemas se pueden encontrar las familias objetoras?

Hasta ahora, ninguna Administración educativa ha reconocido el derecho a objetar a EpC. Lo que están haciendo todas ellas es enviar a las familias objetoras una resolución administrativa en la que se les deniega esa posibilidad. A partir de ese momento comienza una sucesión de recursos, para los que pueden contar con la ayuda y el asesoramiento de las más de ochenta entidades que integran el movimiento objetor. En Valencia pueden dirigirse a Valencia Educa en Libertad. En cuanto a las consecuencias académicas de la objeción, mientras no haya un reconocimiento expreso del derecho a la exención de la materia, hay que tranquilizar a los padres. La ministra Cabrera ha asegurado que quienes no estudien EpC no podrán obtener el título de graduado en la ESO. Con la legislación vigente sobre evaluación dictada por su propio Ministerio, esa afirmación no tiene ningún fundamento. Los alumnos que no asistan a EpC tendrán que ser evaluados exactamente igual que los que no asisten a otras asignaturas (y hay muchos que no asisten a ninguna). Es decir, entre 1 y 10; presumiblemente, con un 1. Si ese es el único suspenso, el alumno de la ESO promociona y si está en cuarto curso, obtiene el título. Lo mismo sucede si suspende otra e incluso otras dos materias más. Así lo establecen la LOE y las normas reglamentarias que la desarrollan. Caso distinto es el de bachillerato, puesto que en esa etapa educativa hay que aprobar todas las asignaturas de los dos cursos que la forman para poder obtener el título.

- ¿Qué puede pasar en el futuro con los objetores?

Dependerá de lo que decida el Tribunal Supremo. Si reconoce que los objetores ejercen un derecho, supongo que el gobierno recurrirá ante el Constitucional. En el caso contrario, será el movimiento objetor el que presente un buen número de recursos ante el TC. Y si ello fuera preciso porque este se desdijera de su propia jurisprudencia, acudiríamos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que en dos sentencias del año 2007 ha reconocido las objeciones de una familia turca y de otra noruega contra materias obligatorias con contenidos de índole ideológico y moral.

- La Conselleria de Educación ha anunciado esta semana que en Valencia habrá dos opciones, la convencional y otra que permitirá estudiar la asignatura a través de trabajos trimestrales controlados por los padres. ¿Qué opinión les merece esta propuesta?

En Valencia Educa en Libertad entendemos que, del contenido del artículo 4.1 de la orden, se puede deducir un reconocimiento genérico por parte de la Generalitat del derecho de los padres a objetar a EpC. No obstante, recomendamos a los padres que rechacen el adoctrinamiento estatal obligatorio que objeten formalmente y que sus hijos no entren en clase ni de la opción A ni de la B hasta que no hayan recibido respuesta escrita de la Conselleria de Educación. Si en esa contestación se les ofrece la posibilidad de que sus hijos cursen la llamada opción B como actividad sustitutoria del currículo de EpC al que han objetado, creemos que sería una solución válida. Si, por el contrario, se les responde que, como pueden acogerse a esa variante B, no ha lugar la objeción, nos parecería inadmisible y recomendamos a las familias objetoras que, en ese caso, plantearan recurso ante los tribunales.

- ¿Dónde pueden dirigirse las familias valencianas que quieran objetar?

Pueden dirigirse a Valencia Educa en Libertad, escribiéndonos a nuestra dirección de correo electrónico que es valenciaeducaenlibertad@gmail.com. También las invito a visitar el sitio www.objetores.org , donde hallarán amplia información de todo lo relacionado con el movimiento objetor: noticias, artículos de opinión, documentación sobre EpC, modelos de declaración de objeción, vídeos, enlaces con otros sitios, direcciones de contacto con las diferentes entidades pro objeción…

www.objetores.org directorio de entidades pro objeción


Martes 20 de mayo de 2008

El TSJA obliga por primera a vez a la Junta a ampliar el concierto en un colegio

12:32 h | Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

El TSJA obliga por primera a vez a la Junta a ampliar el concierto en un colegio

ABC Jesús Muñoz de Priego