jump to navigation

Viernes 25 de noviembre de 2011

Libertad educativa, ya: el ‘homeschooling’, una opción legítima

6:32 h | Homeschooling | amateos | Comentarios cerrados
Homeschooling.jpg

Al menos 2000 familias españolas eligen educar en casa, pero en España existe una laguna legal para esta práctica. Hoy comienza su Congreso Internacional en la UNAV: Innovación educativa y escuela flexible.

leer más


Jueves 17 de noviembre de 2011

VotaValores: fructífero encuentro con Luca Volonté y líderes cívicos en Valencia

15:23 h | Educación para la Ciudadanía,Familia,Homeschooling | CFuencisla | Comentarios cerrados
VotaValores Valencia_16-11-11.jpg

En el almuerzo que organizamos para concienciar en la defensa de la Vida, la familia y las libertades ante el 20N, participaron líderes de organizaciones pro derecho a vivir y por la libertad de educación y miembros del PP.

leer más


Lunes 24 de octubre de 2011

Siete preguntas y respuestas sobre el homeschooling

13:35 h | Homeschooling,libertad educativa | CFuencisla | Comentarios cerrados

Falta un mes para la celebración del II Congreso Nacional y I Internacional de Educación en Familia (Pamplona, 25 de noviembre). Marta Vázquez-Reina te ofrece las claves del 'Homeschooling'.

leer más


Miércoles 14 de septiembre de 2011

Nuevo aval de la Justicia al ‘homeschooling': la familia Sala-González, absuelta

11:07 h | Familia,Homeschooling,libertad educativa | CFuencisla | Comentarios cerrados

ChequeEscolar.org y HO felicitan a la familia, que recibió el apoyo de numerosos ciudadanos a través de nuestra plataforma y que ahora suma el de la Justicia, en sentencia firme.

leer más


Jueves 8 de septiembre de 2011

Urge apoyo a una familia de ‘homeschoolers’

13:36 h | Familia,Homeschooling,libertad educativa | CFuencisla | Comentarios cerrados

Como llevamos informando desde Blogs HO, la familia Sala-González se ve obligada a someterse a juicio mañana, 9 de septiembre, por haber decidido educar a su hijo en casa. Necesitan las firmas urgentemente.

leer más


Lunes 29 de agosto de 2011

Más de 3.000 niños en España no vuelven al colegio este curso

8:13 h | Homeschooling,libertad educativa | chequeescolar | Comentarios cerrados

No por dejación de las autoridades, sino porque los padres prefieren educar a sus hijos en casa, una opción que es vista con desconfianza por los pedagogos. Con todo, cuando alguna materia exige la presencia de un profesor, los partidarios de esta modalidad acceden a ello.

Una alternativa a la clásica escuela es el método ‘homeschooling’, una práctica de origen anglosajón cada vez más frecuente en España que consiste en educar a los hijos en casa.

Daragh McInerney, presidente de la Asociación Libre Educación (ALE) y padre de tres niñas, abandera esta vía formativa. “Creo que es una opción responsable y adecuada para los jóvenes, sin necesidad de adecuarse a un sistema educativo inflexible y obligatorio”, alega McInerney. En su caso, decidió sacar a sus dos hijas pequeñas de la escuela, de 9 y 11 años, por motivos personales. “No quiero ver a mis hijos solo por la noche cuando vengan del cole y todas las actividades, prefiero verles más tiempo. Además lo intentamos y ellas no estaban contentas. Lo más importante para nosotros es que los niños estén cómodos”, señala.

Algunos por convicción, otros por cultura, y una gran parte por desconfianza en el sistema educativo, optan por la llamada educación libre. “El sistema está hecho por personas, y no todos los profesores están capacitados; cuando son muchos alumnos es difícil atenderlos” señala el presidente de la ALE.

Modelo anglosajón

Por lo general, en las familias que apuestan por la educación en casa, alguno de los progenitores procede Gran Bretaña y Estados Unidos, donde este modelo está más implantado. Es lo que ocurrió a Paco González, asesor pedagógico de ALE, quien conoció el ‘homeschooling’ gracias a su mujer. “Estuve viviendo en Inglaterra y como no sabíamos cuánto tiempo íbamos a estar allí, optamos por llevar este tipo de educación”. Paco, padre de dos hijas, es profesor de la Open University. Como profesor es consciente de que el índice de fracaso escolar en la actualidad es bastante alto, lo que supone “un riesgo confiar toda la educación a una institución”, asegura.

La educación en el hogar está basada en la filosofía de John Holt que básicamente interpreta que el humano es un animal de aprendizaje; “Nos gusta aprender; somos buenos en eso; no es necesario que se nos muestre cómo hacerlo. Lo que mata el proceso es la gente que interfiere con él o trata de regularlo o controlarlo”. Esta ideología experimentó cierto auge en los años 80, sobre todo en EE UU, donde más de dos millones de personas llevan a cabo esta práctica, o en Reino Unido, donde el número de niños que reciben la educación en su hogar alcanza los 50.000.

Una alternativa que no es del agrado del Ministerio de Educación. Tanto, que la Fiscalía General del Estado insta a organismos como la Institución Madrileña del Menor y la Familia o el Defensor del Menor a actuar contra estas conductas. “Se les puede quitar la tutela de los hijos” advierte el exdefensor del Menor de la Comunidad de Madrid y psicólogo, Javier Urra.

Estas familias se acogen a varios principios, el primero el de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que reconoce el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas o pedagógicas. Pero según Urra, está interpretación es errónea. “Los padres tienen derecho a llevar a los niños a la escuela que quieran de acuerdo a sus convicciones, pero deben escolarizarlos. Es un derecho, pero también una obligación”, afirma.

Los defensores de la educación libre alegan, sin embargo, que algunos personajes de sobra conocidos como el filósofo y pensador Montesquieu o el compositor Mozart no fueron a la escuela.

Profesionales

A decir verdad, estas familias no se ciñen únicamente a la educación en casa. Para que los menores estén igualmente preparados, deben realizar un esfuerzo adicional o acudir en algunos casos a profesionales. “Estamos abiertos a todos los recursos”, señala Paco. La mayor de sus hijas tiene 20 años y estudia Periodismo en la Universidad Kings College. La hija menor, de 17, está completando su secundaría particular y siguiendo la carrera de piano en el Conservatorio de Alcalá de Henares.

Daragh McInerney también reconoce haber recurrido en alguna ocasión a un profesor de matemáticas. “La educación en casa es distinta. Normalmente dedicamos dos horas al día, pero luego hay lectura y otras actividades, no seguimos un horario como en el cole” señala el presidente de ALE. “La educación ‘homeschooling’ es flexible, pero algo básico en toda enseñanza es la disciplina”, añade Paco.

La última sentencia del Tribunal Constitucional (2 de diciembre de 2010) quitó la razón a los padres que apostaban por la educación en casa y obligó a los progenitores a llevar a sus hijos menores a la escuela. “Cada caso es distinto. El juez puede pensar que los padres no cuidan bien a sus hijos. En los últimos siete años ha habido casos a favor y en contra. No hay una ley que diga que no está permitido. Es una interpretación del juez”, indica. McInerney, quien admite que le chocó esta decisión, recuerda que en 1994 hubo una sentencia favorable muy conocida, que se alineaba con la tesis de los padres.

La asociación por la libre educación defiende este modelo, pero reconoce que hoy en día aún se encuentran algunas trabas en el camino, como es la accesibilidad a los títulos oficiales. “Tenemos una especie de penalización de dos años para sacar el titulo”, indica Daragh. Sus hijas, Laira y Ainara, no podrán acceder al graduado escolar hasta los 18 años. “En Inglaterra la forma de acceder a los títulos es distinta. No te piden un resultado final. En muchos casos con una entrevista en la universidad basta”, apostilla. Ese es el reto precisamente de la Asociación de Educación Libre.

A pesar de lo que pueda parecer, el coste de este tipo de enseñanza no dista mucho de la que comporta la educación convencional. “El coste es relativo, es una opción sacrificada, pero comparado con un colegio privado es más barato”, asegura Paco González. “La educación no solo es informar. Es el contacto con los compañeros y profesionales de la educación, en definitiva salir del nido para relacionarse”, indica Javier Urra, que observa un afán proteccionista en la actitud de estos padres. “Es un gravísimo error, pero soy consciente de que lo hacen por afecto y cariño”. Según señala el psicólogo, los mayores deben ser conscientes de que no son propietarios de sus hijos.

En la Unión Europea, la educación libre es ilegal únicamente en Alemania, asegura la ALE. En este sentido, la organización informa de que la próxima conferencia internacional se llevará a cabo en el albergue Serra d’Ador, cerca de Gandía en el mes de septiembre. “Tratamos de formar una federación de asociaciones”, dice González.

El Diario Montañés

Puntualizaciones en el comentario


Viernes 22 de julio de 2011

Inscríbete ya en el II Congreso de Homeschooling

5:28 h | Homeschooling | CFuencisla | Comentarios cerrados

La 'educación en casa' celebra su II Congreso Nacional y I Internacional en la Universidad de Navarra, del 25 y 26 de noviembre, bajo el lema Innovación educativa y escuela flexible.

leer más


Domingo 17 de julio de 2011

El II Congreso de Homeschooling abre plazo de inscripción

13:22 h | Homeschooling | chequeescolar | Comentarios cerrados

La ‘educación en casa’ celebra su II Congreso Nacional y I Internacional en la Universidad de Navarra, del 25 y 26 de noviembre, bajo el lema Innovación educativa y escuela flexible.

Inscripciones en: ciefh@unav.es
Toda la información sobre el Congreso, pinchando aquí
Programa provisional
Envío de comunicaciones

REDACCIÓN HO.- Home education, homeschooling, education otherwise…, son los términos en inglés que se refieren a una modalidad de escolarización que se desarrolla básicamente en torno al hogar familiar en lugar de cursarse acudiendo a un centro educativo. La elección de la ‘escuela en casa’ o homeschooling como modalidad educativa va en aumento y su reconocimiento legislativo o bien es un hecho o bien se va resolviendo progresivamente en distintos países.

Los homeschoolers, convocado el pasado mes de mayo su II Congreso Nacional http://www.unav.es/congreso/homeschooling/ (se adjunta programa provisional), informa de que se ha abierto ya el periodo de inscripción. Tras la tan celebrada cita del año pasado en Valencia http://www.ulia.org/ficv/homeschooling/, esta segunda cita conforma también su I Congreso Internacional y se albergará en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra, los próximos viernes 25 y sábado 26 de noviembre (ver mapa).

Formalización de inscripciones

Para formalizar la inscripción al congreso, existen diferentes tarifas. Por favor, envíe su justificante si su tarifa corresponde a la categoría de ‘alumnos’, ‘parados’ o ‘miembros de Alumni’ en documento adjunto al correo ciefh@unav.es.

Puede efectuar el pago mediante dos modalidades distintas:
pago por Internet con tarjeta
pago por transferencia bancaria

Para acceder al formulario de pago por Internet, identifíque su categoría y vaya al formulario específico de la misma. El pago anticipado es hasta el 15 de julio inclusive. El pago normal es hasta el 15 de noviembre.

Las diferentes categorías son:

Alumnos y parados (pago anticipado): 50 €
Alumnos y parados (pago normal): 75 €
Miembros Alumni (pago anticipado): 80 €
Miembros Alumni (pago normal): 120 €
Pago anticipado estándar: 100 €
Pago normal estándar: 150 €

Para realizar el pago por transferencia, elija la categoría que le corresponda e ingrese el importe al número de cuenta: 00491821002010571564, indicando en el ‘concepto’ el siguiente código: 114408. Una vez realizada la transferencia, cumplimente el formulario

Alumnos y parados (pago anticipado): 50 €
Alumnos y parados (pago normal): 75 €
Miembros Alumni (pago anticipado): 80 €
Miembros Alumni (pago normal): 120 €
Pago anticipado estándar: 100 €
Pago normal estándar: 150 €

La ‘escuela en casa’

Durante el I Congreso Nacional sobre Educación en Familia-Homeschooling celebrado en Valencia en 2010 se estudiaron las cuestiones fundamentales relacionadas con la práctica del homeschooling desde los diferentes enfoques académicos en las ciencias sociales y jurídicas.

La ‘escuela en casa’ es una práctica educativa con gran potencial de desarrollo pedagógico que concierne al campo de conocimiento de las Ciencias de la Educación. Puede suscitar importantes cuestiones de interés para la investigación y la acción educativas, que al tiempo que favorecen su propia mejora también promueven la mejora de todo el sistema educativo y de la sociedad, en general.

Por ello, este II Congreso Nacional y I Internacional sobre Educación en Familia-Homeschooling se centra en la temática: “Innovación educativa y escuela flexible”, con la cual se pretende prestar atención y profundizar en este fenómeno con las implicaciones educativas y sociales que trae consigo.

Innovación educativa: la educación en familia-homeschooling plantea aportaciones pedagógicas innovadoras a nuestro sistema educativo. El uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en esta modalidad educativa resulta crucial para el aprendizaje y para la participación en la comunidad educativa.

Escuela flexible (flexischool): la idea de una escolarización flexible favorece la regularización de la modalidad de la ‘escuela en casa’ o homeschooling.

En concreto, se consideran tres retos pedagógicos claves que el homeschooling plantea al sistema educativo general:

1. La atención a la diversidad
2. La participación educativa de los padres
3. El derecho a una educación de calidad

Están por ello invitados a participar en este II Congreso todas las personas interesadas en estudiar, dilucidar o presentar resultados en torno a estos retos a participar en el Congreso con su asistencia y también mediante la aportación de comunicaciones. La temática será de interés asimismo para estudiantes de las titulaciones relacionadas con la Educación y con el Derecho, los cuales podrían obtener 1 crédito de libre elección (licenciatura) o de optatividad (grado) por la asistencia al Congreso.

Los organizadores confían en que esta iniciativa suponga un paso más en el avance hacia formas educativas más libres y flexibles en las que la implicación de la familia y la sociedad sea un hecho real y efectivo.

Apoyo de HO

El educar en casa es una opción que responde al derecho de los padres como primeros educadores y de cuya defensa, en aras de la libertad educativa, lleva haciendo campaña HO desde hace años, especialmente desde que en 2008 HazteOir.org iniciara una campaña de apoyo a los homeschoolers, que incluye la creación de un “Fondo para la Defensa Legal de la Educación en Casa”, con el que ayudamos al matrimonio Branson y a otros padres en similar situación a pagar a sus abogados en los procesos que se insten contra ellos. En estos años, ha sido una reivindicación protagonista en nuestras principales citas educativas y fuente de grandes éxitos (defensor del Pueblo, Parlamento vasco, defensor del pueblo vasco…)

Y es que, como afirma Ignacio Arsuaga, presidente de HO, “debemos entender que estamos ante un caso en el que se cuestiona el derecho constitucional de los padres como primeros educadores de sus hijos para atribuírselo el Estado; es más, por comprometerse al máximo con su papel e educadores, y pese a que los resultados han sido excelentes como revelan los conocimientos que acreditan sus cuatro hijos, estos padres han sido tratados por la administración como criminales”


Jueves 3 de febrero de 2011

La libertad de la sociedad se juega en el ejercicio pleno de la libertad de enseñanza

11:55 h | Homeschooling | chequeescolar | Comentarios cerrados

José María Martí Sánchez

La importancia de la libertad de enseñanza y del homeschooling como expresión de la misma

Se ha dicho, con motivo, que «la libertad de la sociedad se juega en el ejercicio pleno de la libertad de enseñanza» (Silverio Nieto).

Para entenderlo basta saber qué es la educación y cómo, ante ella, se muestra hoy especialmente beligerante el poder público.

La educación tiene como objetivo formar personas, su vocación es la de ayudar al desarrollo de la conciencia (adquisición de una personalidad). La familia y los diversos grupos en que se integra transmiten, por ósmosis y el aval del ejemplo, los valores que el menor necesita para ir tomando sus decisiones, para forjar y asumir su proyecto de vida. Sin cultura no hay crecimiento ni personal ni social.

La escolaridad está en función de la educación. Es ésta la que hay que garantizar (art. 26.1 de la Declaración Universal de derechos humanos) y adaptar a los requerimientos de cada persona. Debe aportar un sentido –identidad cultural– a la vida individual. «En primer lugar, es indispensable que la educación me permita hacer de mi lo que quiero/debo ser, escoger mis pertenencias, buscar mi sentido. Así podemos decir, que el derecho a la educación es, en fin de cuentas, un derecho al sentido» (Fernandez, Nordmann y Ponci, Informe 2008/2009 sobre las libertades educativas en el mundo de OIDEL).

Sería injusto, más aún en un sistema liberal y democrático, despojar de su identidad a personas y a grupos. La organización civil no puede reemplazar la dedicación y el amor que pone la familia en la tarea educativa. Ella, en las antípodas de toda instrumentalización o dirigismo, preserva de modo eminente la dignidad, tanto del que educa como del educando, a lo largo del proceso formativo.

A asegurar este bien mira la libertad de enseñanza.

Ésta, según el Preámbulo de la Ley orgánica 8/1985 reguladora del derecho a la educación, «ha de entenderse en un sentido amplio y no restrictivo, como el concepto que abarca todo el conjunto de libertades y derechos en el terreno de la educación. Incluye, sin duda, la libertad de crear centros docentes y de dotarlos de un carácter o proyecto educativo propio […]. Incluye, asimismo, la capacidad de los padres de poder elegir para sus hijos centros docentes distintos de los creados por los poderes públicos, así como la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones […]. Pero la libertad de enseñanza se extiende también a los propios profesores, cuya libertad de cátedra está amparada por la Constitución […]. Y abarca, muy fundamentalmente, a los propios alumnos, respecto de los cuales la protección de la libertad de conciencia constituye un principio irrenunciable que no puede supeditarse a ningún otro».

La escolarización obligatoria, por la que pugnó la Revolución francesa, se constituye en vehículo privilegiado para configurar el nuevo modelo de ciudadano. Ahí el Estado liberal contradecía sus postulados. Se justificó como defensor de valores (libertad, igualdad, progreso, etc.) y derechos, frente al ejercicio arbitrario del poder. Mas, de hecho, cayó en el despotismo. Se mostró beligerante contra la religión y ávido de poder quiso configurar la vida social (religión civil). Para tal propósito la escuela fue su aliada y la familia, la célula básica de una sociedad sana, una competidora a la que mira con recelo.

El Informe 2008/2009 sobre las libertades educativas en el mundo, pide un nuevo enfoque de la educación. «Se tendrá que pasar del reconocimiento de las necesidades que los poderes públicos deben remediar, al reconocimiento de los derechos de los ciudadanos que imponen obligaciones jurídicas precisas a los Estados». Aquéllos quieren una formación personalizada (pero no individualista).

«La identidad de un sujeto: «quien soy» se hace primero en referencia a los valores que se han escogido. Como persona humana, me sitúo primero como diferente. No me gusta ser contado como haciendo parte de un conjunto […]. Sin embargo, la persona humana, ser de necesidades y de posibilidades, se construye en relación a los otros. Puede participar verdaderamente de la dignidad inherente a cada ser humano cuando se puede referir «a los caracteres universales necesarios a la dignidad humana».

También, el Informe anual de la Relatora Especial sobre el derecho a la educación, Comisión de derechos humanos, Katarina Tomaševski (11 enero 2001), enfatiza los derecho de hijos, padres y maestros, frente a una comprensión burocratizada de la enseñanza: «El ejercicio de la libertad de los padres para decidir la educación de los hijos, la libertad de crear escuelas, la prohibición de la censura de los manuales escolares o la protección de los derechos sindicales de los maestros son importantes cuestiones de los derechos humanos en la educación».

Sin embargo, esos derechos se han postergado en nuestra legislación. La Constitución no menciona expresamente el derecho a elegir centro educativo. Además, la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de junio de 1994, subraya que el art. 27.3 de la Constitución («los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones») es un «derecho de protección indirecta» que se materializa a través de otros –la libertad de enseñanza, la libre creación de centros docentes, la libertad de cátedra o la neutralidad ideológica de los centros públicos–. En este recorrido, el papel de los padres se ha difuminado. Su derecho tutelar ha ido perdiendo fuerza y sumando condicionantes.

El importante derecho de libertad de elección de centro docente, sin trabas económicas, por el que veló la Resolución del Parlamento Europeo sobre al libertad de enseñanza de la Comunidad Europea (13 marzo 1984), no goza del amparo exigible. La sentencia del Tribunal Constitucional 53/1985, de 11 de abril, recuerda que: «de la obligación del sometimiento de todos los poderes a la Constitución no solamente se deduce la obligación negativa del Estado de no lesionar la esfera individual o institucional protegida por los derechos fundamentales, sino también la obligación positiva de contribuir a la efectividad de tales derechos, y de los valores que representan, aun cuando no exista una pretensión subjetiva por parte del ciudadano. Ello obliga especialmente al legislador, quien recibe de los derechos fundamentales «los impulsos y líneas directivas», obligación que adquiere especial relevancia allí donde un derecho o valor fundamental quedaría vacío de no establecerse los supuestos para su defensa».

Nuestro Derecho no tendría nada que objetar contra una «escuela en casa» respetuosa con lo preceptuado por el art. 27 de la Constitución. Es decir, con el derecho del menor a la educación básica (pár. 4º), dentro del objetivo general de la educación, marcado por el pár. 2º. En este sentido, la imposición de la escolarización pugna con la libertad ideológica (arts. 16 y 27.3 de la Constitución), o con un mejor cumplimiento de la obligación formativa de los padres (arts. 39 de la Constitución y 154 del Código Civil), en cuanto que constriñe su margen de respuesta a las necesidades del hijo.

La citada Ley orgánica 8/1985 reconoce a los padres, «como primeros responsables de la educación de sus hijos» (art. 4. 2), el derecho: «1.a) A que reciban una educación, con la máxima garantía de calidad, conforme con los fines establecidos en la Constitución, en el correspondiente Estatuto de Autonomía y en las leyes educativas. b) A escoger centro docente tanto público como distinto de los creados por los poderes públicos. c) A que reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones […]».

El Informe 2008/2009 sobre las libertades educativas en el mundo defiende que la enseñanza en el hogar se protege por el Pacto internacional de derechos económicos sociales y culturales (1966).

En él leemos que «Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres y, en su caso, de los tutores legales, de escoger para sus hijos o pupilos escuelas distintas de las creadas por las autoridades públicas, siempre que aquéllas satisfagan las normas mínimas que el Estado prescriba o apruebe en materia de enseñanza» (art. 13.3).

La lectura del párrafo «implica, por lo menos, la posibilidad para los padres de recurrir a esta manera de enseñar. Además, el grado de libertad del cual disponen las familias depende directamente de las obligaciones que el Estado puede imponer en materia de vigilancia de tal manera de proceder […]. Desde nuestro punto de vista, un país que reconoce a los padres el derecho de instruir sus hijos ellos mismos cumple con sus obligaciones con respecto a la libertad de enseñanza. Dicho país reconoce implícitamente que el concepto de escuela no gubernamental puede extenderse hasta englobar una «escuela» compuesta por un solo alumno o varios».


Viernes 7 de enero de 2011

En Estados Unidos más de dos millones de niños se educan en el hogar

17:54 h | Homeschooling | chequeescolar | Comentarios cerrados

Purcellville, Virginia, 7 de enero 2010 (Notifam) – En un nuevo estudio dado a conocer hoy, el National Home Education Research Institute (NHERI) [Instituto Nacional de Investigación sobre Educación en el Hogar] estima que en el 2010 hay en Estados Unidos más de 2 millones de niños que están siendo educados en el hogar.

“El crecimiento del moderno movimiento de educación en el hogar ha sido notable”, dijo Michael Smith, presidente de la Asociación para la Defensa Legal de la Escuela en el Hogar. “Hace apenas 30 años se estimaba que sólo había 20.000 niños que se educaban en su casa”.

Según la Oficina del Censo de Estados Unidos (2008) se estimó que en la primavera de 2010 había 54 millones de niños de 4 a 16 años de edad en Estados Unidos, lo que significa que los niños que se educan en el hogar representan casi el 4% de la población en edad escolar, es decir, 1 de cada 25 niños.

El estudio del NHERI utilizó datos del gobierno y fuentes privadas a fin de llegar a la cifra de dos millones.

El crecimiento explosivo en el movimiento de educación en el hogar se ha visto acompañado por un crecimiento en la apertura a niños que se educan en el hogar en el mundo académico en general. Cada vez más instituciones de enseñanza superior se orientan a los niños que estudian en el hogar, después que los estudios han demostrado repetidas veces que los alumnos educados en el hogar tienden a superar a sus compañeros educados convencionalmente.

Según la revista The Old Schoolhouse, una revista de educación en el hogar, una serie de instituciones han sido establecidas como “enlace de la escuela en el hogar y los especialistas en reclutamiento” para servir a estudiantes que ingresan y sus familias.

Un estudio de 2010 publicado en el Diario de admisión de la Universidad encontró que “los estudiantes de escuelas en el hogar poseen puntuaciones de la prueba para ingreso a la Universidad, promedios de calificaciones de grado y tasas de graduación más elevados cuando se los compara con los estudiantes educados tradicionalmente”.

También encontró que los estudiantes que son educados en el hogar obtienen promedios de calificaciones más elevados en primer año y en cuarto año cuando se controlan los factores demográficos, pre-universitarios, de compromiso y el primer período académico.

Versión original en inglés

Traducción por José Arturo Quarracino