jump to navigation

Viernes 3 de junio de 2011

Hay que modificar una ley orgánica si se quiere aprobar la Ley de Igualdad de Trato

18:49 h | diferenciada | chequeescolar | Comentarios cerrados

Según publica EPSOCIAL el gobierno necesita realizar más de un cambio en las leyes si desea impedir que los centros de Educación Diferenciada puedan acceder a la financiación pública.

El Gobierno tendrá que modificar la Ley Orgánica de Educación (LOE) si quiere eliminar los conciertos a los centros escolares que segregan al alumnado por sexo tal y como recoge el proyecto de Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación, según una de las observaciones esenciales realizadas al texto por el Consejo de Estado.

El informe señala que “la exigencia de que los centros privados concertados para recibir financiación pública tengan que admitir a alumnos de ambos sexos debe contemplarse como un requisito más del régimen de conciertos educativos, lo cual exige la reforma –a través de un proyecto de Ley Orgánica– de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación” y en concreto, los artículos 116 y 117.

El texto del proyecto de Ley de Igualdad de Trato establece en su artículo 16.2 que “los centros educativos que excluyan del ingreso en los mismos a grupos o personas individuales por razón de alguna de las causas establecidas en esta Ley, no podrán acogerse a cualquier forma de financiación pública”, siendo el género una de estas causas de discriminación. Para el Consejo de Estado, esto “significa que sólo aquellos centros que admitan a alumnos de ambos sexos podrán optar por el régimen de concierto”.

El Consejo de Estado analiza la normativa internacional en la materia y señala que tanto la Convención contra la discriminación en la Enseñanza suscrita por España en 1969 como la Directiva de la UE 2004/113 sobre Igualdad de Trato entienden que “no será considerada” como discriminación la escolarización diferenciada. Además, señala que Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Bélgica y Portugal “han excluido” el ámbito de la educación al transponer esta directiva.

De estas normas, los consejeros extraen dos conclusiones: “que la educación diferenciada, como modelo pedagógico, no puede considerarse un supuesto de discriminación por razón de sexo” y que “la admisión de la educación diferenciada constituye una decisión de política educativa que corresponde a cada Estado en la que el legislador debe atender a su propio ordenamiento constitucional y a los convenios y tratados internacionales ratificados”.

“NO VULNERA EL DERECHO DE LOS PADRES”

Con todo, los consejeros indican que “no se aprecia que la regulación proyectada vulnere el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban una ‘formación religiosa y moral’ acorde con sus propias convicciones”, entre otras razones, porque consideran que la educación diferenciada no responde a principios morales sino a cuestiones pedagógicas.

El criterio de admisión de alumnos en función de su sexo responde a un modelo pedagógico que no puede encuadrarse dentro de convicciones de naturaleza religiosa o moral ni deducirse directamente de ellas”, luego, “cabe entender que el artículo 16.2 del anteproyecto de Ley no lesiona el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban una ‘formación religiosa y moral’ acorde con sus propias convicciones, máxime cuando el modelo de educación diferenciada podrá ponerse en práctica, como de hecho viene sucediendo en la actualidad, en los centros privados no concertados”.

Asimismo, indica que la norma “tampoco vulnera la libertad de educación ni la libertad de creación de centros docentes reconocidas por los artículos 27.1 y 6 de la Constitución, ya que, al margen de la financiación pública, el modelo de educación diferenciada puede seguirse aplicando”.

En cuanto a los colegios privados de educación diferenciada, el Consejo de Estado considera que no se verán afectados por el artículo 16.1, que prevé que las administraciones “garantizarán la ausencia de cualquier forma de discriminación (…) en los criterios y prácticas sobre admisión y permanencia en el uso y disfrute de los servicios educativos, con independencia de la titularidad de los centros que los imparten”.

“Lo dispuesto en este apartado no afecta a la libertad de los Centros Privados no concertados para seguir un modelo de educación diferenciada”, explica el informe, en el que se recuerda que la LOE ampara el “carácter propio” de estos centros al prever que la matriculación del alumno suponga “el respeto” al mismo, “siendo así que el carácter propio de los centros podrá justificar una diferencia de trato no discriminatoria”.

ALEGACIONES DE EDUCACIÓN Y ENTIDADES

La previsión de retirar los conciertos educativos a la escolarización diferenciada recibió alegaciones del Ministerio de Educación quien emitió un informe al anteproyecto normativo advirtiendo de la existencia de una sentencia del Tribunal Supremo según la cual “no se puede asociar la enseñanza separada con la discriminación por razón de sexo”.

En su estudio, el ministerio concluyó que “la compatibilidad de la prohibición prevista en el anteproyecto de ley con esta jurisprudencia pasaría por limitarla al ingreso en los centros y no extenderla al uso y disfrute de otros bienes y servicios educativos”.

Asimismo, tanto la CEOE como CEPYME se pronunciaron sobre este asunto “censurando la aplicación del derecho de igualdad al ámbito educativo” que, a su juicio, “supone desconocer la doctrina jurisprudencial de que la enseñanza diferenciada no es discriminatoria”. En la misma línea, el Consejo Económico y Social criticó que esta previsión “podría afectar a la libertad de enseñanza”.

También la Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Titulares de Centros Católicos y la Confederación Española de Centros de Enseñanza manifestaron su oposición, “por considerar que la educación diferenciada no resulta discriminatoria”. Según el informe del Consejo de Estado, en todas las alegaciones presentadas “se esgrimen razones exclusivamente pedagógicas”.

Publicado en  Educación Diferenciada


Jueves 14 de abril de 2011

La Educación diferenciada es legal según el Tribunal Superior de Justicia de Asturias

18:07 h | diferenciada | chequeescolar | Comentarios cerrados

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha declarado nulas las resoluciones del Gobierno del Principado por las que se denegó a los colegios de Fomento de Centros de Enseñanza ‘Peñamayor’ y ‘Los Robles’ la renovación del concierto por ser centros de educación diferenciada.

Se trata de las primeras sentencias que, en el marco de la Ley Orgánica de Educación, sostienen la plena legitimidad de la educación diferenciada, según los fallos a la que ha tenido acceso Europa Press.

De esta manera, el tribunal ratifica el derecho de los colegios de educación diferenciada a la financiación pública y determina que la Ley Orgánica de Educación (LOE) de 2006 no excluye a este modelo pedagógico de los conciertos educativos.

El TSJA reitera en sus sentencias “la plena constitucionalidad” de la educación diferenciada, subrayando que su legitimidad no debe discutirse “dada la multitud de resoluciones que así lo vienen a reconocer”.

Asimismo, el fallo sostiene que la Administración Educativa no prohíbe la educación diferenciada como debería hacer de resultar inconstitucional.

De este modo, las sentencias destacan que la LOE “no excluye” este modelo pedagógico y recuerdan que tiene el aval de organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia hace especial hincapié en que la educación diferenciada “no implica, por sí sola, discriminación alguna”, y que resulta manifiesto que “no existe una normativa que impida a dichos centros concurrir al régimen de conciertos”.

Por su parte, Fomento de Centros de Enseñanza ha manifestado en un comunicado su “satisfacción” por el hecho de que las dos sentencias reconozcan, en el marco de la LOE, el derecho de la educación diferenciada a la financiación pública. Europa Press


Jueves 20 de enero de 2011

Los colegios concertados de educación diferenciada ahorran al Estado 85 millones al año

16:23 h | diferenciada,Objeción de conciencia | chequeescolar | Comentarios cerrados

Pilar L.Cuntín

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, iniciaba ayer la ronda de contactos para la presentación del anteproyecto de Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación por razón de sexo, discapacidad, enfermedad, orientación sexual u origen étnico. Fue la primera reunión formal del anteproyecto y se realizó con 13 entidades. Entre ellas, ninguna educativa, a pesar de que una de las disposiciones de la Ley asume competencias de Educación y pretende la eliminación de las subvenciones a los colegios de educación diferenciada (no mixtos).

LA GACETA se ha puesto en contacto con las cinco asociaciones que agrupan a más de 70 colegios y 60.000 alumnos de toda España a los que afectaría la ley en el caso de ser aprobada. La mayoría de ellas no creen que la norma salga adelante. “Sería algo propio de un país tiránico y absolutamente totalitario y España no es así”, afirma convencido José María Barnils, presidente de la delegación catalana de EASSE (Asociación Europea de Educación Diferenciada). “Lo que debemos plantearnos es que, si realmente este modelo de educación fuera discriminatorio, este tipo de colegios, directamente no existirían”, explica. Es por eso que, la mayoría de asociaciones coinciden en que la impresión general es que la medida carece de fundamentos pedagógicos y responde a motivos ideológicos.

La educación diferenciada es realmente un hecho progresista”, aclara Barnils, “propio del siglo XXI. De hecho muchas personas e instituciones que se tiraron a la educación mixta al siglo XX, en estos momentos están reconsiderando el tema. Estoy hablando, por ejemplo del sociólogo Michel Fize, asesor de Gobierno en Francia, de Heidi Simonis, en Alemania. Esta gente, defensores a capa y espada en su día de la educación mixta, se han dado cuenta de la necesidad de dejar a los países, a las escuelas de organizarse con libertad de la mejor manera”, concluye. Barnils aclara también que estos colegios ahorran al Estado español, hoy por hoy, 85 millones de euros anuales.

Por su parte, la empresa Fomento de Centros de Enseñanza aclara que este anteproyecto de ley no es coherente con la Directiva del Consejo de la Unión Europea 2004/113/CE, de 13 de diciembre de 2004, que reitera el carácter no discriminador de la educación diferenciada. A su juicio, atenta claramente, además, “contra la libertad de creación y elección de centros garantizada por nuestra Constitución, imprescindible en un estado democrático que se define por su pluralismo”.

Las asociaciones que agrupan estos colegios argumentan que la enseñanza diferenciada no pretende segregar a los niños, sino que busca adaptar los diferentes ritmos de aprendizaje para lograr una verdadera igualdad de oportunidades, lo que enriquece el abanico de posibilidades educativas de la sociedad. “Un niño de 12 años no suele tener el mismo nivel de madurez que una niña con la misma edad, por lo tanto, sus ritmos educativos han de ser distintos”, explica Barnils.

La Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa) se cuestiona cuáles son los fines reales de esta ley: “Si realmente se persiguiera una igualdad de trato, deberían empezar con que todos los alumnos tengan acceso a la gratuidad del Bachillerato y la Formación Profesional”, explican.

Ninguna de las asociaciones consultadas quieren aventurarse a hacer cábalas sobre qué ocurrirá si el anteproyecto prospera. “Es improbabilísimo que salga adelante”, explican, “pero en el caso de que sea así, para que las Comunidades Autónomas, que tienen todas las competencias transferidas en educación, la cumplan, debe eregirse en ley orgánica”. “Habrá un gran movimiento de padres si esto sucede ya que supone un claro atentando contra nuestra Constitución”, concluyen.


Martes 28 de diciembre de 2010

El Gobierno vuelve a apuntar contra la educación diferenciada

1:08 h | diferenciada | chequeescolar | Comentarios cerrados

Bereda señala que su “ideal” sería que no existieran centros concertados que “separan a los alumnos por género” porque, dice, los escolares que imparten una educación “irreal”

REDACCIÓN HO / EUROPA PRESS.- Cuando los mismos datos avalan la calidad de este tipo de enseñanza, como el hecho de que el fracaso escolar es seis veces menor en la educación diferenciada que en la pública, o queEel 95% de los niños de colegios de educación diferenciada concluye sus estudios universitarios, y siendo al final un tema que entra en el campo del derecho de los padres a elegir sobre la educación que quieren para sus hijos, el secretario de Estado de Educación, Mario Bereda, ha señalado que su “ideal” sería que no existieran centros concertados que separan a los alumnos por género porque, en su opinión, los escolares que acuden a este tipo de escuelas reciben una educación “irreal”. Ello cuando la misma Justicia se ha pronunciado frente a quienes intentan revestir al educación diferenciada como ‘discriminatoria’.

“Yo no soy partidario de que esto se haga -ha explicado en una entrevista concedida a Europa Press-. En la vida, cuando vas por las calles o al trabajo, no están separados los hombres de las mujeres y, por tanto, a los chicos hay que educarlos en la realidad y que se conozcan y traten desde pequeños. Lo irreal es mantener separados a niños y niñas en la educación”.

Para Bereda, este planteamiento es “tan normal” que le “cuesta” comprender que no se entienda. En este sentido, ha subrayado que el tema tiene más profundidad de lo que se puede extraer de una conversación, al tiempo que ha insistido en que desde el Ministerio de Educación creen que “los niños y niñas tiene que estudiar juntos”.

En todo caso, ha precisado que la organización de los centros corresponde a las comunidades autónomas. “A nosotros nos gusta la enseñanza mixta, pero las comunidades en función de su autonomía, están tomando diferentes caminos porque es una tema que no está jurídicamente cerrado. Hay una efervescencia de cuestiones jurídicas que habrá que ver cómo se cierra”, ha reflexionado.

Concierto

Respecto a los conciertos educativos, ha señalado que en la Comisión de la escuela concertada (formada por sindicatos, cuatro comunidades autónomas, ministerio de Educación y patronal de centros de enseñanza), que se ha reunido recientemente, Educación ha puesto de manifiesto que está dispuesto a “hablar de todo, sin prejuicios”.

Además, ha asegurado que el PSOE no reniega de los conciertos porque fue precisamente hace 25 años cuando los socialista pusieron encima de la mesa los conciertos educativos. “Estamos dispuestos a mejorar este módulo, es decir, incrementar su cuantía, porque la concertada se queja de que es escaso”, ha enfatizado.

No obstante, ha aclarado que, a cambio, las escuela concertada debe asumir en las mismas condiciones que la pública aquellos alumnos que tiene dificultades o necesidades de apoyo especiales. “Es tan sencillo como eso -ha añadido-. Si están financiados con fondos públicos tiene que haber garantía de que se forma en las mismas condiciones que en la escuela pública”.


Miércoles 24 de noviembre de 2010

Legitimidad de los conciertos para colegios con alumnos de un solo sexo

0:24 h | diferenciada | chequeescolar | Comentarios cerrados

«Los centros diferenciados son tan respetuosos con el principio de igualdad y con los derechos constitucionales educativos ahora, tras la LOE, como lo eran antes de ella»

José Luis Martínez López-Muñiz

El Tribunal de Justicia de Castilla y León acaba de reiterar la doctrina jurisprudencial que negaba legitimación a los sindicatos para impugnar la legalidad de conciertos escolares concedidos a centros privados, y ha extendido esa falta de legitimación a asociaciones de padres de centros públicos. Ha negado a la vez que los conciertos con centros para alumnos de solo un sexo puedan lesionar por sí mismos el principio de igualdad o derecho fundamental alguno. Lo ha hecho con contundencia por sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de Valladolid, adoptada por mayoría el pasado 26 de octubre.

La sentencia ha sido provocada por un recurso presentado hace año y medio contra la renovación de conciertos a dos centros femeninos y uno masculino que vienen disfrutándolos en la zona de Valladolid desde hace años sin problema alguno. El recurso fue interpuesto, por el procedimiento especial de protección de derechos fundamentales, por CGT y Fapava. Las entidades recurrentes no cuestionaban la constitucionalidad de la educación diferenciada, sino el que se le hiciera objeto de financiación pública. En apoyo a la defensa de la actuación de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, se personaron varias entidades: Facecal, Pedagogía y Cultura, SA, Fere-Ceca y Confapacyl e incluso el sindicato USO.

Aunque la Sala habría cumplido sobradamente con sus deberes legales limitándose a declarar la inadmisibilidad del recurso por la falta de legitimidad para interponerlo por parte de ambas entidades recurrentes, no ha dejado de dar también cierta respuesta al fondo de lo planteado en el recurso, al razonar adicionalmente que por el procedimiento especial instado, relativo a la protección sumaria y urgente de los derechos fundamentales, debía además desestimarse porque lo relativo a la financiación de unos centros escolares solo para chicos o chicas no pondría en cuestión la garantía constitucional de ningún derecho fundamental.

En relación con esto último, cabe destacar las siguientes afirmaciones contenidas en la sentencia:

La llamada educación diferenciada o enseñanza separada por sexos no contraviene, en sí misma considerada, precepto constitucional alguno», lo que respalda expresamente invocando los artículos 1 y 2,a) de la Convención de la Unesco de 1960, relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza, conforme a la cual -recuerda- ha de ser interpretada nuestra Constitución, en virtud de lo dicho en su artículo 10.2.

-La disposición adicional 25ª de la LOE «pone de manifiesto que dicha Ley Orgánica no considera discriminatoria la educación diferenciada sino que, al contrario, la contempla como una opción, si bien no prioritaria para la Administración educativa».

-«Reconocida la conformidad de la educación separada con la Constitución -y, por supuesto, con la legislación orgánica, aunque no sea objeto de atención preferente y prioritaria-, la Orden impugnada en modo alguno puede vulnerar un pretendido, e inexistente, derecho fundamental de las recurrentes a exigir la exclusión de la financiación pública a los centros privados que imparten educación separada -tampoco existe una prohibición o limitación constitucional a dicha financiación».

-«Se insiste: indiscutida la constitucionalidad en sí misma considerada de la educación separada (aspecto nuclear de la cuestión) [sic en el texto de la sentencia], en el sentido de no ser una educación contraria al principio de igualdad y no discriminación, la diferenciación por sexos como criterio de admisión en el centro educativo privado que la imparte (aspecto accesorio o meramente instrumental de aquella) no tiene la relevancia constitucional que se postula».

Con estas certeras afirmaciones, la sentencia está zanjando la cuestión más de fondo, puesto que, si no hay motivo alguno de inconstitucionalidad por violación de derechos fundamentales, incluido precisamente el derecho a la igualdad, en virtud de qué razón legal podría argüirse la ilegitimidad o invalidez de los conciertos con colegios de un solo sexo que no sean discriminatorios conforme a los criterios sentados por la Convención de 1960. Se confirma, en suma, que cuando la LOE ha explicitado la prohibición de discriminación por el sexo para los centros sostenidos con fondos públicos, no ha establecido nada nuevo ni ha obligado a considerar discriminatorios los centros de educación diferenciada que la Convención de 1960 dice que no lo son. Los centros diferenciados son tan respetuosos con el principio de igualdad y con los derechos constitucionales educativos ahora, tras la LOE, como lo eran antes de ella, y, por ser tan plenamente conformes a la Constitución y al ordenamiento como los centros mixtos, tienen los mismos derechos que estos a la financiación pública con la que se debe garantizar el derecho a la educación en libertad y la libertad de enseñanza. Toca a los padres elegir lo que prefieran y, por su parte, a la libre iniciativa escolar e incluso a la iniciativa pública (los centros públicos) dar cumplida satisfacción a sus legítimas preferencias. Y los criterios de prioridad a que apunta la adicional 25ª de la LOE -excluida del rango de ley orgánica y básica- no pueden impedir ni dificultar esa libertad, y menos para los que más necesitan de apoyo financiero público para poder ejercerla.

Nortecastilla.es 22.11.10


Viernes 29 de octubre de 2010

Educación diferenciada: una opción de libertad

18:30 h | diferenciada | chequeescolar | Comentarios cerrados

José J. Camacho

Según informaciones de Daily Telegraph del 1 de octubre 2010, tras varios años de declive, en Gran Bretaña los colegios sólo para varones o mujeres vuelven a aumentar, porque muchos padres ven que sus hijos así mejoran los resultados académicos y se atienden mejor sus necesidades específicas. También transcribe (aceprensa.com) un informe realizado por la Independent Association of Prep Schools (IAPS), que representa a 600 colegios privados en Inglaterra, y muestra que el 61% de colegios masculinos de la IAPS han experimentado un aumento de alumnos en el presente curso.

Ya esto ocurre en EE.UU. desde que el Departamento de Educación –señala un estudio de zenit.com agosto, 2010– permitió la educación diferenciada por sexos en la enseñanza pública. En este año, según Single Sex Public Education, 540 nuevas escuelas públicas han adoptado educación diferenciada.

Washington Post (8-08-2010) cuenta la experiencia de algunas de estas escuelas. Una de las principales ventajas de las clases separadas es que las diferencias entre chicos y chicas pueden explotarse en beneficio de ambos, dice Leonard Sax, psicólogo, autor de libros como Why Gender Matters. De hecho, en las escuelas visitadas para el reportaje, las clases de chicos son más movidas y competitivas, mientras que las de chicas son más ordenadas y dedicadas al trabajo en equipo.

También hace notar que la presencia de chicos y chicas en las mismas aulas no equivale a realizar la igualdad entre hombres y mujeres. Esto concluye Marie Duru-Bellat, investigadora de Sciences Po, en la Revue de l’OFCE, nº 114 (julio 2010). Presenta una investigación sobre el funcionamiento de las clases mixtas y en síntesis muestra que en la vida diaria de la clase se reproducen los estereotipos de los roles sociales masculinos y femeninos, atribuyendo parte de la responsabilidad a los educadores por exigir de modo diferente a chicos y a chicas. Marie Duru-Bellat toma como ejemplo las materias científicas: inconscientemente, los educadores esperan más de los chicos en estas materias, y por lo tanto les exigen más. Por el contrario, dan menos atención a las chicas, a las que se supone menos dotadas en estas asignaturas. En cambio, en las clases no mixtas, al no haber esta diferencia de trato, ellas tienen más facilidad para destacar plenamente. La conclusión de la socióloga es que la instauración de la coeducación no produce lo esperado en términos de igualdad de género y que habría que plantearse seriamente volver a las clases diferenciadas por sexos, al menos de un modo parcial y puntual.

Por otra parte, se impone cada vez más la idea de que la educación separada evita, al menos en parte, ocasiones para experiencias sexuales precoces. Está comprobado estadísticamente que en alumnas de escuelas mixtas es mayor el índice de embarazos y abortos, y que los divorcios y los fracasos matrimoniales son mayores en personas provenientes de escuelas mixtas. En este aspecto la polémica sobre la coeducación se centra entre los 10 y los 18 años.

Podría concluirse que hay que ir por la libertad: la educación separada de hombres y mujeres es algo que los padres deben poder elegir. Además de las razones psicológicas, muchos padres desean para sus hijos un ambiente formativo sereno, en el que puedan desarrollarse, particularmente en la adolescencia. No es justo que los centros educativos públicos –sostenidos por todos– deban ser mixtos; y, además, que se niegue apoyo económico a los privados que tengan educación diferenciada.


Lunes 1 de febrero de 2010

EE.UU. recupera las escuelas públicas masculinas

14:41 h | diferenciada | chequeescolar | Comentarios cerrados

La lucha por la emancipación de la mujer ha originado un oscurecimiento de lo masculino, cierta indiferencia, cuando no desprecio hacia los varones y una inevitable relegación de éstos a un segundo plano. Así lo asegura la investigadora de la Universidad William and Mary (Virginia), María Calvo, en un trabajo publicado por la Asociación Europea de Educación Diferenciada (EASSE).

Calvo explica que el claro predominio de las mujeres entre los docentes, los estilos de aprendizaje y las formas de comportamiento, de afectividad y de socialización -que han experimentado una profunda feminización- están provocando frustración, incomprensión hacia las peculiaridades masculinas y fracaso escolar por parte de los varones.

Muchos chicos declaran abiertamente que estudiar no sirve de nada; protagonizan las tasas más altas de fracaso escolar, carecen de iniciativa y deseos de mejorar y se observan en ellos cifras preocupantes de depresiones.

En Secundaria, los niños están más de 10 puntos por debajo de las niñas en comprensión lectora y 24 puntos atrás en escritura, según datos del Departamento de Educación de Estados Unidos. Sólo en el área de Washington D.C., los chicos suspenden tres veces más que las chicas en Primaria. Además, protagonizan más casos de acoso escolar y episodios de violencia y consumo de drogas.

Pero hay más: mientras las niñas tienen muy claro a qué quieren dedicarse en la vida desde muy pequeñas, los niños están “desnortados, sin ambiciones ni ilusiones claras que determinen su comportamiento durante la juventud”, explica la investigadora Judy Kleinfeld, de la Universidad de Alaska.

Gusto por el riesgo

Esta situación ha llevado a no pocas instituciones y grupos de trabajo del mundo educativo a preguntarse por qué. Fruto de esta cuestión han nacido publicaciones como Un hombre joven o El propósito de los chicos, de Michael Gurian, en las que se señala que “con la imposición del ideal femenino en las aulas se depositan en los chicos expectativas que nunca se verán cumplidas”.

Porque los varones tienen otra forma de aprender y otra forma de comportarse; con frecuencia se quejan de ser castigados “por comportarse como chicos” y viven su etapa escolar desajustados.

Además de la feminización de las aulas, hay dos factores más que influyen negativamente en los niños. El primero, la dejación de funciones de los padres cuando los niños terminan el instituto. “A esta edad, las chicas tienen claras sus ambiciones, pero no los varones, que se encuentran en un nuevo mundo, con gente de su misma edad marcando sus pautas de comportamiento”, explica el doctor Michael Kimmel, sociólogo de la Universidad de Nueva York.

El segundo motivo, la ausencia de modelos masculinos con los que identificarse en las familias sin padres, monoparentales o en las que los progenitores están todo el día fuera del hogar. Gurian ya anuncia en sus libros la sólida relación estadística existente entre los niños problemáticos y violentos y los niños ‘sin padre’.

Para tratar de solucionar este problema, los expertos intentan desentrañar primero las especificidades del cerebro masculino. Una magnífica comprensión de las relaciones espaciales, competitividad, razonamiento abstracto, gusto por el riesgo, valentía, capacidad de abstracción y de focalizar la atención en un único asunto son características eminentemente propias del varón. Por contra, las niñas leen más deprisa, controlan mejor las emociones y prefieren el trabajo en equipo y la expresión de sentimientos.

No parece extraño pensar que, a diferentes comportamientos, convienen diferentes modelos educativos. Los niños necesitan más autoridad, disciplina, retos y tensión que las niñas, que tienden a sentirse más cómodas cuando las aulas son centros de socialización y de expresión. Lo mismo pasa con la lectura: mientras que al 72% de las niñas de 5 a 8 años les gusta leer, sólo el 63% de los niños encuentra placer en los libros.

Ante esta situación, Estados Unidos ha abierto colegios públicos masculinos en los que los docentes son principalmente hombres que comprenden las necesidades específicas de los niños. Necesitados de mayor movimiento, más independientes y curiosos que las niñas, prefieren un mundo de acción, exploración y objetos. Así, los docentes aprovechan la energía masculina y su constante necesidad de movimiento para enseñar, en lugar de interpretarlo como un mal comportamiento que debe ser anulado.

Estupendo artículo que aparece íntegro en el número 262 del semanario Alba


Martes 8 de septiembre de 2009

La educación diferenciada es una opción a la que están volviendo muchos países

21:27 h | diferenciada,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados


Miércoles 2 de septiembre de 2009

En España, la libertad de enseñanza es delito

16:05 h | diferenciada,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Olmo Cáceres Roldán
Hace un año informábamos del caso de Don Manuel Gómez Muñoz y Doña Vicenta Calatayud Alborch, que han optado por la vía de la educación en casa para sus hijos. Hoy se enfrentan a un juicio como imputados de un delito de abandono familiar. Envía tu apoyo a esta familia y reclama justicia para ellos

Lejos de emprender la regulación legal que esta nueva realidad social demanda, los tribunales y administraciones españolas han optado por la simple vía de la represión, como en los peores regímenes totalitarios. Hoy en España asistimos con asombro a la conversión de los delitos en derechos, como en el caso del aborto, y a la transformación de los derechos en delitos, como en el caso de esta familia.

Entendemos que la actuación de la pareja Gómez – Calatayud es una actuación consciente y que los padres, conocedores de sus deberes y derechos, han asumido plenamente la responsabilidad de educar en el hogar, amparándose en la Constitución española, artículo 27.1 y artículo 27.3 que reconocen la libertad de enseñanza y el derecho que tienen los padres de escoger en qué forma quieren educar a sus hijos.
No hay que olvidar, a efectos meramente ilustrativos, que la educación en el hogar en el Estado Español ha sido considerada legítima en repetidas ocasiones. Los Tribunales, cuando han tenido oportunidad, han considerado que el derecho a la educación no se protege y garantiza únicamente a través de la escolarización y de la integración del alumno en el sistema educativo que diseña la Ley sino que “la formación educativa, efectuada al margen de la enseñanza oficial, es perfectamente aceptable en el marco de libertades diseñado por la Constitución” (sentencia de la Audiencia de Barcelona de 14 de febrero de 1996. FJ 1º).

En el mismo sentido, el Tribunal Supremo, en la sentencia 30/10/94, por ejemplo, estima compatible con el derecho a la Educación que los menores reciban formación en el ámbito familiar, al margen de la enseñanza oficial, sin que las vías establecidas por el Estado sean exclusivas o excluyentes.


Lunes 24 de agosto de 2009

Educación Diferenciada contra el fracaso escolar

17:59 h | diferenciada,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Inger Enkvist, Catedrática de la Universidad de Lund apoya que se pueda optar por la educación diferenciada en el Parlamento de Cataluña, en marzo 2009

Respondiendo a una sugerencia de la propia Comisión, dedicó la mayor parte de su tiempo a hablar de la llamada educación diferenciada, que opta por separar a niños y niñas en aulas o centros distintos.

Tras advertir que en Suecia ese tipo de educación no existía, aportó varias estadísticas relativas a diferentes escuelas del Reino Unido -en las que se observaba la primacía, en lo referente a resultados, de las escuelas que la practicaban- y de Estados Unidos, donde la experiencia en barrios marginales había dado asimismo buenos frutos. Y, a continuación, no pudo por menos que mostrar su perplejidad ante un texto como el del proyecto de ley que no incluía ningún instrumento que permitiera alcanzar un nivel de calidad y prohibía en cambio, de forma expresa, un método, el de la educación diferenciada, de cuyos resultados pedagógicos nadie podía objetivamente dudar.

Ver: http://www.educaciondiferenciada.com/
o http://www.diferenciada.org/