jump to navigation

Domingo 10 de julio de 2011

La International Boys’ Schools Coalition pide al Gobierno español que no retire las ayudas de educación diferenciada

17:29 h | diferenciada | chequeescolar | Trackback

El director de la International Boys’ Schools Coalition, Bradley Adams, tras conocer el contenido del proyecto de Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación ha solicitado al Gobierno español que no retire las subvenciones públicas a los centros escolares de educación diferenciada .

En una carta remitida a la delegación española de la European Association Single-Sex Education (EASSE España), el dirigente de la coalición internacional de más de 250 centros en 15 países, ha expresado su “preocupación” por el desarrollo de la futura norma que tiene que ser debatida en el Congreso de los Diputados.

“La educación diferenciada es un modelo pedagógico moderno que permite a los profesores potenciar de forma personalizada las capacidades de chicos y chicas, adaptándose a sus diferentes procesos de maduración y ritmos de aprendizaje”, ha defendido este experto.

Adams ha recordado que el Tribunal Supremo español ha determinado en varias sentencias la legalidad de los colegios de educación diferenciada y su financiación pública, por lo que, a su juicio, “hay que rechazar cualquier iniciativa política que pretenda dañar el derecho de los padres a elegir el modelo pedagógico que prefieran para sus hijos en las mismas condiciones que el resto”.

Asimismo, ha señalado que la investigación avala la educación diferenciada, “especialmente cuando la enseñanza y prácticas de las organizaciones educativas se adaptan a las diferentes necesidades de los niños y niñas”.

Según ha explicado, varios países occidentales, incluido Reino Unido, Irlanda, Australia, EE.UU., Nueva Zelanda o Sudáfrica, tienen un número “muy relevante” de colegios públicos y privados de educación diferenciada. Por eso, ha señalado que España debería tener en cuenta la “exitosa experiencia pedagógica implementada en estos países”.

El director de la International Boys’ Schools Coalition ha explicado que en EE.UU. la legalidad de la implantación de este modelo pedagógico en todos los estados se ha visto refrendada mediante sentencias judiciales (2008) y el acuerdo entre demócratas y republicanos, “de modo que se impulsó este modelo pedagógico admitiendo que respeta los derechos humanos y la igualdad de género, al tiempo que responde a las necesidades educativas de niños y niñas”.

Así, ha subrayado que actualmente hay muchos estados norteamericanos con programas educativos e iniciativas “de éxito” de educación diferenciada, y ha asegurado que las últimas investigaciones indican una correlación positiva entre la educación separada por sexos y los logros personales y académicos para niños y niñas.

“Muchos de estos programas, como los de Nueva York y Chicago, son modelos de éxito a la hora de revertir el bajo rendimiento de los chicos y las altas tasas de fracaso en las escuelas tradicionales de enseñanza mixta”.