jump to navigation

Jueves 8 de octubre de 2009

Observatorio por la Libertad en la Educación de Andalucía: Ciencias del Mundo Contemporáneo es “ilegal”

22:27 h | Educación para la Ciudadanía,Libros | chequeescolar | Trackback

Observatorio por la Libertad en la Educación de Andalucía (presentación). Foto: La Razón

El abogado Carlos Seco exige al Ministerio de Educación y al Gobierno regional que su currículo sea “urgentemente retirado”.

REDACCIÓN HO y EUROPA PRESS.- El Observatorio por la Libertad en la Educación de Andalucía ha denunciado hoy la “ilegalidad” de la asignatura Ciencias para el Mundo Contemporáneo, que se imparte en 1.º de Bachillerato, por considerarla “contraria a la jurisprudencia del Tribunal Supremo”.

Según el coordinador del Observatorio, el abogado sevillano Carlos Seco, el Alto Tribunal, en sus sentencias de 11 de febrero de 2009 sobre Educación para la Ciudadanía (EpC), sentó la doctrina al afirmar que “será exigible una posición de neutralidad por parte del poder público cuando se esté ante valores distintos a los comúnmente aceptados, subyacentes en los Derechos Fundamentales establecidos en la Constitución de 1978″.

Seco explica que, por ello, según las citadas resoluciones, “ni la Administración educativa, ni tampoco los centros docentes ni los concretos profesores pueden imponer o inculcar, ni siquiera de manera indirecta, puntos de vista determinados sobre cuestiones morales que en la sociedad española son controvertidas”, ya que “el deber de neutralidad ideológica del Estado prohíbe a éste incurrir en cualquier forma de proselitismo”.

Seco considera que, en aplicación de esta jurisprudencia del TS, el currículo de la asignatura ‘Ciencias para el mundo contemporáneo’ de primero de Bachillerato “resulta manifiestamente ilegal”, por lo que pide que sea “urgentemente retirado por la Consejería de Educación y por el Ministerio de Educación, y modificado para su adaptación a la citada doctrina jurisprudencial”.

El Observatorio resalta que en el propio currículo de la asignatura se especifica que ésta “debe contribuir a dar una respuesta adecuada a interrogantes sobre temas de índole científica y tecnológica con gran incidencia social”. Ello “resulta contrario a la citada doctrina jurisprudencial” por la forma en que están formulados algunos de los “objetivos, contenidos y criterios de evaluación de la materia”.

Entre los objetivos de la asignatura que considera contrarios a Derecho, el Observatorio destaca el de “conocer algunos conceptos, leyes y teorías, sobre cuestiones científicas y tecnológicas, que tengan incidencia en las condiciones de vida personal y global y sean objeto de controversia social y debate público”.

En cuanto a los contenidos, denuncia la ilegalidad -por sus implicaciones morales- de los que la propia asignatura “llama la revolución genética, el genoma humano, las tecnologías del ADN recombinante o la reproducción asistida, la clonación y sus aplicaciones, así como la investigación con células madre o la Bioética”.

Por lo que hace referencia a los criterios de evaluación, Seco resalta que el currículo “persigue que el alumno conozca las bases científicas del origen del universo y de la vida, de la manipulación genética y embrionaria, valorar los pros y contras de sus aplicaciones y entender la controversia internacional que han suscitado”.

Así pues, tanto los elementos del currículo de Ciencias del Mundo Contemporáneo tienen como finalidad, según Carlos Seco, “el desarrollo de contenidos que son objeto de controversia y de debate social, que invaden el espacio de libertad de conciencia que el Tribunal Supremo ha impuesto respecto a la educación”.

Finalmente, también afirma que el esta asignatura “vulnera el derecho de las familias a educar a los hijos conforme a sus convicciones, y se aparta de la más exquisita neutralidad ideológica que le es exigible, por lo que dicha asigntaura resulta a todas luces ilegal y debe ser retirada y modificada urgentemente”.

El Observatorio por la Libertad en la Educación de Andalucía, que fue presentado oficialmente el pasado 18 de junio en Sevilla, es un organismo creado bajo el impulso de Concapa, el Foro Andaluz de la Familia, Profesionales por la Ética y la Fundación San Pablo-CEU.

1. Agapito Viernes 9 de octubre de 2009 | 17:08 h

conocer algunos conceptos, leyes y teorías, sobre cuestiones científicas y tecnológicas, que tengan incidencia en las condiciones de vida personal y global y sean objeto de controversia social y debate público
persigue que el alumno conozca las bases científicas del origen del universo y de la vida, de la manipulación genética y embrionaria, valorar los pros y contras de sus aplicaciones y entender la controversia internacional que han suscitado

osea que es mejor que no se conozcan los conceptos, ni las teorias, ni las bases cientificas. Asi si conseguimos mantener a la gentre en la ignorancia, podremos convencerles de lo malas que son esas ideas…

que cierto es que el conocimiento es el mejor antidoto contra la manipulacion, y que bien lo saben los que intentan ocultar el conocimiento…

2. Bertomeu Miércoles 14 de octubre de 2009 | 11:54 h

Agapito, deja de manipular, que no cuela. Hasta un progre de la LOGSE es capaz de entender que la frase “valorar los pros y contras de sus aplicaciones” implica la formulación de un juicio moral, que es algo que, como el Tribunal Supremo ha recordado, los establecimientos gubernamentales de enseñanza tienen PROHIBIDO.

Estáis demasiado acostumbrados a utilizar las mentes de los niños como vuestro coto de caza particular. Si queréis educar niños, tenedlos en lugar de abortarlos.