jump to navigation

Miércoles 15 de julio de 2009

Las contradicciones de Peces-Barba sobre la objeción de conciencia en el ámbito educativo

15:46 h | directorio plataformas,Libros,Objeción de conciencia | chequeescolar | Trackback

CONCAPA critica que niegue toda posibilidad de invocarla frente a EpC, mientras la reivindica para las familias de Cataluña que deseen que sus hijos sean escolarizados en castellano.
REDACCIÓN HO.- CONCAPA (la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos) ha criticado, mediante una nota publicada en su web, las contradicciones que encierran unas recientes manifestaciones de Gregorio Peces-Barba en relación con la admisibilidad de la objeción de conciencia en el ámbito académico.

El ex rector de la Universidad Carlos III de Madrid ha reivindicado la objeción de conciencia para los padres residentes en Cataluña que no quieran escolarizar a sus hijos en lengua catalana. Fue el pasado día 9 de julio cuando manifestó en Santander que la Ley de Educación de Cataluña, cuyo texto permite a la Administración autonómica de esa región eludir la aplicación de la tercera hora semanal de la asignatura de castellano e imponer el catalán como lengua vehicular única, debería “dejar una puerta abierta” para los “objetores de conciencia” que no quieran que sus hijos “vehiculen” su educación en catalán.

El otrora Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo había sostenido un criterio radicalmente opuesto allá por junio de 2007. Por aquellas fechas, negaba en San Lorenzo de El Escorial toda posibilidad de utilizar la objeción de conciencia frente al grupo de asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC). Argüía entonces que “la objeción de conciencia se produce si la ley lo permite”, algo que -según sus palabras- sólo puede invocar en España el personal sanitario que se niegue a participar en la práctica de abortos.

Quizás tan llamativo contraste obedezca a que Peces-Barba se ha distinguido como uno de los más señalados y apasionados defensores del diseño curricular de EpC que en su día impuso el equipo dirigido por su antigua subordinada en la Carlos III Mercedes Cabrera. En noviembre de 2004, escribía en El País que “sólo con ser capaz de poner en marcha” ese grupo de materias “el Gobierno habría justificado la legislatura”.

“Según el profesor Peces Barba, debe quedar abierta la posibilidad de objeción a las familias y desde CONCAPA nos alegramos de que así lo considere el ex presidente del Congreso de los Diputados y que se sume al carro de la defensa de los derechos individuales”, expone CONCAPA en su escrito. “Sin embargo, le recordamos que la objeción ha de poderse ejercitar también en casos como el de la Educación para la Ciudadanía -por mucho que la considere ‘propia’- para poder defender los derechos de aquellos padres que no quieren que sus hijos reciban estas enseñanzas por ir en contra de sus principios y convicciones, tanto o más aún que su lengua“, prosigue el comunicado.

Rechazo de algunos contenidos de la práctica docente

Así mismo, CONCAPA “rechaza expresamente algunos de los contenidos que se están impartiendo a los escolares” y reprueba la distribución del cómic ‘Lanza en Astillero’ a alumnos de 5.º de Primaria.

La organización representativa de la mayor parte de las familias que escolarizan a sus hijos en centros de iniciativa social considera que esa publicación es “un material pornográfico sobre el Quijote” y rechaza que se haya entregado a los alumnos niños de 10 años en el Colegio Alvarfáñez de Minaya de Guadalajara.

CONCAPA denuncia que este hecho, “promovido por la Consejería de Educación castellano-manchega”, viene a sumarse a “otros atropellos similares”, entre los que menciona la ‘Guía para Chicas’ editada por la propia Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la ‘Guía para Padres y Profesores’ del Ministerio de Educación o la ‘Guía afectivo-sexual’ de Collado-Villaba (Madrid).

“Es obvio, que la educación en la sexualidad es un tema recurrente y obsesivo para algunos gobiernos, que se entrometen en la esfera privada de las familias, compitiendo con los padres en la educación de los hijos, y frente a la imposición de un pensamiento único, CONCAPA defenderá siempre el derecho individual de la persona y los de la familia a educar a sus hijos según sus propias convicciones”, proclama la nota en su párrafo final.