jump to navigation

Miércoles 4 de marzo de 2009

Razones para mantener el cheque escolar en Washington

14:18 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

La suerte del cheque escolar en Washington D.C. podría definirse pronto. El programa, que está vigente desde 2004, otorga ayudas de hasta 7.500 dólares anuales a unos 1.700 estudiantes de bajos recursos para asistir a escuelas privadas. Pero cuenta desde hace tiempo con la animadversión del Partido Demócrata, aliado de los sindicatos de profesores de la escuela pública (cfr. Aceprensa, 14-06-2008).

Recientemente, la Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, aprobó un presupuesto que parece constituir el fin de esta iniciativa –financiada por el gobierno federal– una vez transcurrido el año escolar 2009-2010. Toca ahora al Senado revisar el presupuesto, y en senadores como Joseph Lieberman ponen sus esperanzas los que se oponen a la supresión de estas ayudas.

La opinión de los padres

Si hay alguien que está a favor del cheque escolar en Washington D.C. son los padres de los alumnos que lo reciben. Los estudios revelan que la satisfacción se ha incrementado de manera proporcional a los beneficios que, según el sentir de los padres, han reportado a sus hijos las clases menos numerosas, los programas de estudio y la dedicación docente propios de la educación privada en el distrito. Factores a los que se suma el hecho de que, para los padres, nada es más importante que la libertad de escoger la escuela a la que irán sus hijos.

Así, por ejemplo, Deborah Parker, madre de dos niños que estudian en Sidwell Friend School gracias al programa de cheques escolares, declara al Christian Science Monitor que son evidentes los progresos que han logrado hacer sus hijos en calificaciones, en estabilidad emocional y en confianza en sí mismos, así como en la motivación cada vez mayor que muestran para los estudios.

“Estoy seguro de que nunca habrían recibido este tipo de educación en la escuela pública”, dice otro padre a los investigadores de la Universidad de Arkansas, que han concluido que la elección sirve además para favorecer una mayor implicación de los padres en la educación de los niños.

Por lo pronto, el congresista demócrata David R. Obey ha dirigido una instrucción a la consejera de educación de Washington D.C., Michelle A. Rhee, instándola a “tomar medidas inmediatas para minimizar cualquier trastorno y para facilitar una transición sin problemas” de los estudiantes que se vean forzados a regresar a la escuela pública.

Las críticas que ha despertado la postura de los congresistas demócratas subrayan que su decisión se basa en razones políticas y no educativas. El Partido Demócrata contenta así a los sindicatos de profesores de la enseñanza pública, que están en contra del cheque escolar. De otro modo, no se entiende que se empeñen en dejar de financiar un programa que representa una mínima parte del presupuesto educativo. De hecho, el coste medio del puesto escolar público en Washington D.C. es superior a los 7.500 dólares del cheque escolar.

www.aceprensa.com


Martes 3 de marzo de 2009

La familia de Bollullos del Condado inicia la impugnación de los manuales de EpC

16:35 h | Educación para la Ciudadanía,Libros | chequeescolar | Comentarios cerrados


Familia Flores CanoLos padres objetores onubenses recurrirán al TC, pero también seguirán las sugerencias del TS e impugnarán los manuales que considere lesionan la libertad de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones.

REDACCIÓN HO.- La familia Flores Cano de Bollullos del Condado ha presentado hoy martes, en la delegación provincial de Huelva de la Consejería de Educación, un escrito en el que, ante el adoctrinamiento que se desprende del libro de texto de la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) utilizado en el curso de 3º de ESO del IES Delgado Hernández -centro al que asiste su hijo- comunican su decisión de que su hijo no asista a clase, solicitando, al amparo del artículo 27.3 de la Constitución y de los fundamentos jurídicos expresados  en la Sentencia del Tribunal Supremo, la autorización administrativa que respalde esta decisión, de forma que el niño no sea evaluado en la materia.

El abogado de la Familia, Abel Martínez, declara que “en el escrito, se detallan  los puntos en los que el libro de texto incide en un claro adoctrinamiento moral contrario a sus convicciones, vulnerando la objetividad en la transmisión de valores que debe imperar en la función educativa, tal como ha recalcado recientemente el Tribunal Supremo”. Esta actuación se ejercita con carácter previo a acudir a la vía judicial, por lo que se espera que la familia Flores Cano sea amparada en sus derechos por la administración educativa.

Además, el abogado añade que de esta forma, la familia  de Bollullos “inicia una nueva vía para defender el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones morales; vía expresamente indicada por el Supremo en la Sentencia redactada con motivo del pleno celebrado los días 26 a 28 de Enero. Además, -prosiguió Martínez-continuaremos con el Recurso ante el Tribunal Constitucional de la indicada Sentencia, para llegar a conseguir el reconocimiento de la objeción de conciencia a la asignatura”.

Para el Presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, “con esta actuación de la familia Cano se inicia en España la nueva vía por la que los padres objetores a Educación para la Ciudadanía van a trabajar a partir de ahora para evitar la imposición ideológica que supone el diseño español de la asignatura. Este paso pone de manifiesto que las familias defensoras de la libertad no se dan por vencidas por el hecho de que el TS haya denegado la objeción de conciencia, y que seguirán por todos los medios a su alcance defendiendo su responsabilidad como primeros educadores de sus hijos. Espero que el Ministerio de Educación tome nota”.


Lunes 2 de marzo de 2009

César Vidal en el II Encuentro de Objetores a EpC

13:19 h | Educación para la Ciudadanía,Libros | chequeescolar | Comentarios cerrados

6AH7eaYu00


Domingo 1 de marzo de 2009

El Tribunal Supremo nos ha hecho un favor

18:00 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Vaya por delante mi más profundo respeto a las decisiones del Tribunal Supremo sobre la objeción de conciencia frente a Educación para la Ciudadanía; acompañado de una no menos profunda discrepancia. Creo sinceramente que nuestro Alto Tribunal ha dejado escapar una ocasión de oro para zanjar definitivamente un problema que afecta de forma muy seria a varios de los pilares sobre los que se asienta nuestro sistema democrático como son el pluralismo, la libertad ideológica y, ante todo, el Derecho que nos asiste a las familias de que nuestros hijos reciban una formación conforme a nuestras convicciones.

Efectivamente, el Supremo no sólo no ha admitido las objeciones de conciencia; sino que, además, declara expresamente que los Reales Decretos dictados por el Gobierno en desarrollo de estas asignaturas no vulneran –en sí mismos- los Derechos de las familias. Pero no se queda ahí, lo cierto es que –sin caer lo más mínimo en absurdos triunfalismos- las sentencias corroboran con gran contundencia los fundamentos esenciales de quienes nos oponemos a la orientación que el Gobierno ha dado a estas asignaturas: que ningún poder público puede valerse del sistema educativo para adoctrinar. Cito textualmente: “… el hecho de sea ajustada a Derecho y que el deber jurídico de cursarla sea válido no autoriza a la Administración educativa –ni tampoco a los centros docentes, ni a los concretos profesores- a imponer o inculcar, ni siquiera de manera indirecta, puntos de vista determinados sobre cuestiones morales que en la sociedad española son controvertidas.” (…) “En una sociedad democrática, no debe ser la Administración educativa –ni tampoco los centros docentes ni los concretos profesoresquien se erija en árbitro de las cuestiones morales controvertidas”.

Sobre esta base, las sentencias nos abren de par en par la vía de denunciar por los cauceslegales aquellos libros, lecturas, trabajos, lecciones, comentarios, indicaciones, etc. que directa o indirectamente sobrepasen –en esta u otras asignaturas- la “más exquisita objetividad y el más prudente distanciamiento” en cuestiones morales o ideológicas controvertidas.

Obviamente, este deber de neutralidad ideológica no afecta a los colegios no públicos con ideario propio en los que no sólo se puede, sino que se debe dar a toda la educación en su conjunto la orientación propia. Estos colegios –mayoritariamente católicos- no sólo no tienen el deber de ser ideológicamente neutros; sino que conservan intacta su obligación de formar a sus alumnos desde una perspectiva cristiana.

Es, por tanto, la hora de que las familias nos impliquemos de verdad en la educación de nuestros hijos. No vale con repetir hasta la saciedad –y a veces por conveniencia- que somos los primeros y principales educadores de nuestros hijos y que los centros deben complementar esta tarea, nunca suplirla. Ese indiscutible –e indiscutido tras las sentencias- Derecho tiene inseparablemente unido el gravísimo deber de convertirlo en nuestra más importante ocupación y preocupación. Debemos –especialmente en materias que pueden resultar controvertidas como Educación para la Ciudadanía, Ciencias para el Mundo Contemporáneo, Biología, etc- estar mucho más pendientes de qué enseñan a nuestros hijos, de los contenidos de los libros … Y llegado el caso, ejercer nuestros derechos denunciando donde corresponda no sólo las faltas de neutralidad en la escuela pública; sino también la no transmisión del ideario correspondiente en los centros católicos.

Dicen que el autoritarismo del poder público es, con frecuencia, consecuencia de una sociedad dormida. El Tribunal Supremo ha hecho sonar con fuerza el despertador. Es tiempo de que todas y cada una de las familias salgamos del letargo.

Enrique Domingo Oslé

Secretario Gral CONCAPA-Rioja


II Encuentro Nacional de Objetores de Conciencia a EpC

15:29 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

V9xEGbquCVc