jump to navigation

Miércoles 21 de enero de 2009

288 fallos judiciales amparan a los objetores a EpC y sólo 29 les son desfavorables

22:27 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

A sólo unos días de la reunión en la que el Tribunal Supremo deberá decidir si los padres tienen o no derecho a objetar a EpC, Profesionales por la Ética ha presentado hoy en Madrid los últimos datos judiciales relativos a la objeción a este conjunto de asignaturas.


Profesionales por la Ética (rueda de prensa)

Las sentencias y autos que eximen a sus hijos de cursar Ciudadanía multiplican por 10 el número de las resoluciones que desestiman sus recursos.

REDACCIÓN HO.- A sólo unos días de la reunión en la que el Tribunal Supremo deberá decidir si los padres tienen o no derecho a objetar a EpC, Profesionales por la Ética ha presentado hoy en Madrid los últimos datos judiciales relativos a la objeción a este conjunto de asignaturas.

Según ha hecho público la citada asociación, los objetores han presentado hasta el momento 1682 recursos judiciales. La mayoría se han interpuesto en la Comunidad Foral de Navarra (362), seguida de Castilla-La Mancha, Castilla-León, Andalucía y Galicia.

288 fallos judiciales (entre sentencias y autos de medidas cautelares) son favorables a los padres objetores. Estas resoluciones se han dictado en Andalucía, Extremadura, Castilla y León, La Rioja, Castilla-La Mancha, Zaragoza y Huesca.

Por el contrario, 29 sentencias y autos (que se han dictado en Navarra, Galicia, Murcia, Cantabria y Canarias) presentan fundamentos jurídicos y fallos contrarios a la demanda de los padres objetores.

Hay también 33 resoluciones (emitidas por tribunales de Asturias, Baleares y Navarra) que incluyen argumentaciones jurídicas favorables al reconocimiento de la posibilidad genérica del planteamiento de la objeción de conciencia por parte de los padres frente a EpC, pero un fallo contrario por falta de pruebas.

El panorama judicial del derecho a la objeción ha sido presentado por José Luis Bazán, coordinador de la Asesoría Jurídica de Profesionales por la Ética, quien ha señalado que la inmensa mayoría de fallos judiciales son favorables a los padres objetores y proporcionan una argumentación muy consistente a favor del derecho a la objeción a EpC.

Bazán ha afirmado que, “al contrario de lo que vienen pregonando los medios afines al Gobierno, el reconocimiento de la objeción de conciencia es la defensa de la libertad educativa de los padres”. Finalmente, ha mostrado su confianza plena en que el Tribunal Supremo aplicará el Derecho en vigor, especialmente los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución Española, el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Carta Europea de Derechos Fundamentales.

Los objetores han sido presionados, maltratados e insultados

Por su parte, Leonor Tamayo, coordinadora de la campaña de objeción a EpC de Profesionales por la Ética, ha relatado algunos ejemplos de cómo los objetores a estas asignaturas han sido maltratados, presionados e incluso insultados a lo largo de estos últimos años.

“El espíritu democrático, la participación ciudadana, la resolución pacífica de conflictos, el diálogo y la atención a la diversidad, tan presentes en la legislación educativa, rigen para todos los casos pero han brillado por su ausencia en el caso de los objetores que, por motivos de conciencia, se han negado a que sus hijos reciban Educación para la Ciudadanía”, ha manifestado.

Leonor Tamayo ha denunciado que la actitud beligerante contra los objetores ha sido muy patente en comunidades autónomas como Andalucía y Asturias, aunque ha explicado que no pocos centros concertados, algunas asociaciones de padres y varios sindicatos han amenazado o acosado a los padres objetores y a sus hijos. La coordinadora de la campaña pro objeción ha concluido afirmando que “los miles de padres objetores a EpC no constituyen amenaza para nadie. Apoyados en sólidas convicciones, impulsados por el amor a sus hijos y con gran sufrimiento, luchan por la defensa del derecho a la libertad de conciencia y enseñanza, ante semejante imposición totalitaria del Estado. Siendo inminente el pronunciamiento del Tribunal Supremo, confiamos que en nuestro Estado de Derecho, el sistema jurisdiccional velará adecuadamente por que quede garantizado el respeto a los derechos humanos tan flagrantemente vulnerados”.

Esperanza en una resolución favorable del TS

Finalmente, Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética, ha resumido en 6 las razones por las que, a su juicio, el Tribunal Supremo va a dar la razón a los objetores a EpC:

1. Porque el Consejo de Estado ya advirtió que no podía formar parte de los contenidos de Educación para la Ciudadanía la difusión de valores no consagrados en la propia Constitución.

2. Porque con estas asignaturas el Gobierno ha pretendido recortar el derecho fundamental de los padres a la educación de sus hijos según sus propias convicciones morales, consagrado no sólo en la Constitución Española, sino también en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los principales tratados internacionales sobre derechos humanos suscritos por España.

3. Porque, de manera abrumadora, la mayor parte de los fallos judiciales dictados hasta el momento confirman que el derecho a la objeción de conciencia es parte indisociable de la libertad de conciencia, presupuesto indispensable de cualquier régimen democrático, y que no precisa de un desarrollo legal específico.

4. Porque las más de 50 000 objeciones de conciencia declaradas hasta el momento, los casi mil recursos judiciales presentados y los más de doscientos fallos judiciales favorables a los padres, ponen de manifiesto, de manera inequívoca, que estas asignaturas no transmiten “valores comunes” a todos los ciudadanos, sino la particular concepción moral de quienes en este momento ostentan el poder político.

5. Porque los principales argumentos con los que el Gobierno ha pretendido justificar la imposición de estas asignaturas se han ido revelando manifiestamente fraudulentos, hasta hacerse patente el verdadero significado de esta Educación para la Ciudadanía: la imposición, a todos los escolares, de una determinada visión del mundo y de una concepción moral específica, que muchos no comparten.

6. Porque la libertad y la justicia acaban siempre por triunfar, especialmente cuando la lucha por conseguirlas va acompañada del testimonio y el compromiso cívicos de ciudadanos dispuestos a demostrar, cueste lo que cueste, que hay límites que el Poder nunca puede traspasar. Los padres objetores a EpC constituyen un ejemplo de ciudadanía crítica y participativa que algún día se presentará a los escolares como un modelo de ejercicio responsable y comprometido de los derechos humanos.


Martes 20 de enero de 2009

Menos ideología y más implicación de las familias

19:31 h | Libros,Noticias,Sala de prensa | chequeescolar | Comentarios cerrados

Libertad de educación.bmp

Iniciativas para rescatar el prestigio de la escuela pública en España

Por  Adolfo Torrecilla

Cuando se habla de elevar la calidad de la escuela pública en España siempre se pide más presupuesto. Pero hay cosas que el dinero no puede asegurar. Así lo ha comprendido la Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública, una iniciativa que tiene como objetivo conseguir una implicación más activa de las familias y los profesores en la búsqueda de soluciones para elevar la calidad de la enseñanza pública, donde están escolarizados casi el 67% de los alumnos españoles.

La Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública es una organización compuesta por padres, madres y profesores que se define como “un movimiento ciudadano, de carácter no confesional y sin dependencias políticas, que tiene como objetivo crear un marco de apoyo a los padres y madres con hijos escolarizados en la escuela pública para conseguir su participación activa en la búsqueda de una educación de calidad y respetuosa con las convicciones morales de las familias”.

Desde un Instituto de Leganés

Uno de sus impulsores ha sido Juan José Nieto, director del Instituto Julio Verne de Leganés (Madrid). Desde hace más de diez años, Juan José Nieto y un grupo de profesores y padres, reaccionaron contra la escasa calidad de la educación que se impartía en su centro, y decidieron dejar a un lado las soluciones ideológicas y aportar medidas concretas a los problemas reales que tiene la Escuela Pública.

Comenzaron con propuestas que no son muy frecuentes en la escuela pública, con resultados muy satisfactorios. “Eran –comenta Juan José Nieto- propuestas novedosas, como la posibilidad de entregar las notas de Secundaria por la tarde”. Luego comenzaron a intervenir en la disciplina: “eliminamos las pintadas de la fachada e hicimos ver a los estudiantes que si no hay orden, no se puede aprender”. Al principio, sus medidas encontraron cierta oposición, pero poco a poco se han ganado la confianza de los profesores y las familias. “Hace un año iniciamos un programa experimental en el que ofrecíamos una atención más personalizada a los alumnos más problemáticos. Para ellos creamos un programa de tutorías personales donde un profesor voluntario realiza un seguimiento minucioso del rendimiento del alumno”.

Desde el principio, Juan José Nieto se propuso que los padres y profesores fuesen juntos, implicando así a los padres en las medidas que se iban tomando. “Empezamos con 20 alumnos problemáticos y en este curso participan cerca de 100 alumnos y 40 profesores voluntarios, de los 100 que hay en plantilla. Este trabajo es nuestra tarjeta de presentación. Los padres ven que queremos a sus hijos, que nos preocupamos por ellos. Ven la dedicación. Se trata de recuperar el prestigio que antaño tenían los centros públicos a través del trabajo y el esfuerzo personal”.

Que los padres participen

La Plataforma que ha puesto en marcha va en esta misma línea. Juan José Nieto resume los principales puntos sobre los que se apoyan sus propuestas pedagógicas:

1.- Mejora del orden, la disciplina y el control del absentismo en el centro;

2.- Buena planificación de clases de apoyo, refuerzos, desdobles, recuperaciones, laboratorios, etc. para atender mejor la diversidad;

3.- Mejora de la información a las familias y de las relaciones padres-Instituto;

4.- Mejora de la implicación del profesorado con la participación en proyectos, concursos, certámenes, ferias, olimpiadas… (aquí entra el proyecto de Tutorías Personalizadas);

5.- Mejora de la motivación del alumnado a través de actividades extraescolares y de actividades que mejoren la convivencia; 6.- Cultura de evaluación de las propuestas de mejora.

Estos objetivos pueden cumplirse si se desideologizan las cuestiones educativas y si los padres y madres deciden tener una participación más activa en la vida de los centros. Según Juan José Nieto, “para las familias, la educación es algo tan importante que tienen derecho a disponer de los medios necesarios para asegurar que en la escuela pública se sigue un proyecto educativo familiar. El derecho de los padres y madres a educar a sus hijos, amparado por la Constitución, no se agota en el mero hecho de elegir escuela, sino que se prolonga necesariamente en su presencia activa en la vida de la comunidad escolar para garantizar la colaboración de todos sus miembros en el desarrollo del proyecto educativo que quieren para sus hijos”.

Entre sus objetivos prioritarios, pues, está alcanzar la implicación de los padres a través de las APAs y de los órganos colegiados de gobierno en los centros y hacer “una llamada a la responsabilidad de las familias como principales educadores”.

Otro modelo de escuela pública

Para Juan José Nieto, se trata en definitiva de trabajar por una Escuela Pública que no sea sinónimo de fracaso escolar, violencia en las aulas y casos de alcoholismo y drogadicción. Por eso, “la Plataforma quiere ser un instrumento al servicio de un nuevo movimiento cívico capaz de impulsar los cambios necesarios en el sistema educativo para que se haga realidad en la escuela pública el derecho de los padres y madres a que sus hijos reciban una educación de calidad y coherente con sus convicciones y creencias”. Para conseguir esto, se inspiran “en el principio básico de que para educar es necesario tener un proyecto de persona, y ese proyecto debe englobarse en un proyecto educativo del centro que esté de acuerdo con los deseos de las familias que eligen ese centro”.

Muchas cosas pueden hacerse desde la Plataforma, como impulsar la creación de Escuelas de Padres y Madres, la organización de charlas-coloquio sobre temas de actualidad y de interés educativo, cursos de Técnicas de Estudio para los alumnos, actividades de apoyo a las familias con necesidades educativas especiales, actividades de ocio y tiempo libre en familia, creación de bibliotecas y dvd’s para las familias, promoción de actividades culturales y deportivas, Talleres de Padres, Escuelas de Verano, etc.

La Plataforma por la Mejora de la Escuela Pública lleva poco tiempo funcionando y ya ha recibido un importante apoyo por parte de profesores y muchas familias que tienen sus hijos escolarizados en la escuela pública y que desean un cambio de rumbo en este modelo.

Más información en www.mejoratuescuelapublica.es

fuente: Aceprensa


Un juzgado de Huesca reconoce la objeción a EpC de una familia de Barbastro

9:25 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados


Es la quinta sentencia de los tribunales aragoneses que ampara el ejercicio de ese derecho.

REDACCIÓN HO.- El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo n.º 1 de Huesca dictó el 9 de enero una sentencia que reconoce a una madre de Barbastro el ejercicio de la objeción de conciencia frente a las asignaturas conocidas genéricamente como Educación para la Ciudadanía (EpC), por lo que su hijo ha quedado eximido de cursarlas. De ello ha informado a esta redacción la plataforma de objetores ‘EpC?… Aragón va a ser que no!’.

Se trata de la quinta sentencia mediante la que los tribunales de Aragón admiten la objeción de conciencia a EpC. Las cuatro anteriores (de fechas 24 de octubre, 4 de diciembre, 15 de diciembre y 22 de diciembre de 2008) fueron adoptadas también por ese Juzgado, del que es titular D.ª M.ª José Cía Benítez.

La resolución del 9 de enero, que fue notificada a la representación procesal de la objetora el miércoles día 14, resuelve un recurso tramitado por el procedimiento para la protección de los derechos fundamentales de la persona, que planteó la citada madre objetora contra el Departamento de Educación, Cultura y Deportes de la Diputación General de Aragón. La recurrente había impugnado ante la Justicia una resolución del Viceconsejero de fecha 7 de agosto del 2008, que denegaba el recurso de alzada presentado ante la Consejería contra una resolución de la Dirección del Servicio Provincial que había denegado el reconocimiento administrativo de su declaración de objeción de conciencia a EpC.

El abogado del Gobierno de Aragón “se opuso a la admisión del recurso del recurso”, por supuesta “inadecuación del procedimiento”. En el fundamento de derecho 1.º de su resolución, la magistrada deniega tal solicitud porque, contra lo que argüía el letrado de la Diputación General, la abogada de la objetora no hace en su demanda “una mera cita del derecho fundamental que se dice vulnerado, sino que a la misma se acompaña un exposición de los argumentos que fundamentan el recurso interpuesto, vinculado a los artículos 16.1 y 27.3 de la Constitución Española”, en los que se establecen derechos que la recurrente considera vulnerados con el estudio de las “asignaturas englobadas bajo el nombre común de Educación para la Ciudadanía”, contra las que la mencionada madre formuló su objeción de conciencia.

Jurisprudencia del TC y del TEDH

La magistrada recuerda la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (TC), cuya Sentencia 53/1985 reconoce que el derecho a la objeción de conciencia “existe y puede ser ejercido, con independencia de que se haya dictado o no tal regulación”. También hace constar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictó una sentencia el 29 de junio y otra el 9 de octubre de 2007 en las que, al resolver sendas demandas planteadas por ciudadanos noruegos y turcos contra sus estados, “ha venido a reconocer la objeción de unas asignaturas de contenido obligatorio en base al derecho de los padres respecto a la educación de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas y filosóficas”.

Basándose en esta doctrina jurídica, D.ª M.ª José Cía considera que “la objeción de conciencia es un derecho fundamental integrante del derecho fundamental de libertad ideológica”. Así mismo, invoca el artículo 16.1 de nuestra Carta Magna, que establece “el derecho a que se garantice la libertad ideológica y religiosa de todas las personas”, y el 27.3, que determina la obligación “de todos los poderes públicos de garantizar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.

La actual EpC vulnera la Constitución

Su Señoría aclara que, para resolver este recurso, habría de establecerse si “los contenidos, objetivos y criterios de evaluación” de las asignaturas de EpC, que el Ministerio de Educación dictó mediante los reales decretos 1513/2006, 1631/2006 y 1467/2007 son, como la demandante manifiesta, “radicalmente contrarios a sus ideas, creencias y convicciones” y si, consiguientemente, el currículo de Ciudadanía “vulnera los derechos fundamentales invocados”.

Su Señoría trata de determinar si, al ser la EpC una obligatoria en cuatro cursos de la enseñanza no universitaria, “sus contenidos, las informaciones o conocimientos y evaluación son objetivos y pluralistas, o si, por el contrario, se incluyen contenidos apologéticos o de adoctrinamiento a favor de una determinada posición moral, ideológica, filosófica o religiosa, que puedan conducir a una eventual vulneración de los derechos reconocidos en el artículo 16 CE, en el caso de que aquéllos sean no respetuosos con las convicciones filosóficas o religiosas de los propios alumnos interesados o bien de sus padres -artículo 27.3 de la CE-, cuando, como es el caso, los alumnos son menores de edad”.

Para ello, la magistrado realiza un análisis detallado de los programas de EpC y señala en el fundamento de derecho 4.º que “estamos en presencia de contenidos y objetivos que se refieren a la formación moral” a los que hace mención el artículo 27.3 de la Constitución, “que no pueden formar parte de los aspectos básicos del sistema educativo, sustraídos a la libertad de enseñanza garantizada en el artículo 27 de la Constitución”.

“Pues bien -continúa el texto de la resolución-, tales contenidos y objetivos son de carácter formativo moral, en cuanto ajenos a la decisión de los padres respecto a las convicciones morales y religiosas en las que desean formar a sus hijos, son contrarios al derecho fundamental que les asiste” conforme a los artículos 27.3 y 16 (en sus apartados 1 y 2) de la Carta Magna.

La titular del juzgado estima también que, por medio de algunos criterios de evaluación de las materias de EpC, “lo pretendido es que se evalúe si el alumno ‘acepta’ determinados valores morales”, lo que contrasta con el artículo 27.2 de la Constitución, que sólo exige “respeto”. Así pues, deduce que el actual diseño curricular de EpC “excede el artículo 27.2 de la Constitución y vulnera así su artículo 27.3″.

“Respecto al criterio de evaluación consistente en adoptar actitudes constructivas y respetuosas ante las conductas de los demás”, Su Señoría considera que “también supera el ámbito del art. 27.2 de la CE, pues las actitudes pueden ser respetuosas pero no constructivas, dependiendo ello de si la conducta de que se trate entra o no en el terreno de la conciencia moral”.

La magistrado considera que el hecho de que, en uno de los objetivos de la Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos de Primaria, “no se especifique qué debe entenderse por ‘estereotipos o prejuicios’ y respecto de los que los alumnos deben mostrar una actitud contraria, así como que tampoco se explique por qué resulta necesaria dicha actitud contraria frente a los mismos” es contrario a los apartados 1 y 2 del artículo 16 de la Constitución. “Si previamente no se definen o concretan aquellos ‘estereotipos o prejuicios’ -aclara- ello genera una evidente situación de inseguridad jurídica al desconocerse cuáles son las conductas o actitudes que el sistema educativo estima o califica de contrarias a la violencia, los estereotipos y prejuicios, atentando su indefinición, por tanto, al dictado de los artículos 16.1 y 2 de la CE”.

Se puede objetar para hijos a los que aún les afecte la obligación de cursar EpC

Además, la sentencia reconoce la posibilidad de plantear objeción de conciencia para evitar que lleguen a cursar las asignaturas de EpC niños que, en el momento de la presentación de la declaración ante la Administración educativa, no estudien en niveles educativos en los que éstas formen parte del programa escolar. Su Señoría considera que “el hecho de que el menor no haya cursado a la fecha de la interposición del recurso la asignatura no puede acogerse como motivo” para desestimarlo, “ya que el hijo de la recurrente se verá obligado a cursarla y precisamente es esa obligación la que genera una lesión de las convicciones morales de los progenitores”.

Por todo lo expuesto en su fundamentación jurídica, el fallo de la sentencia “estima el recurso contencioso-administrativo” planteado por la madre objetora, “anula la resolución del Viceconsejero de Educación, Cultura y Deporte de fecha 7 de agosto del 2008″ y “reconoce el derecho de la demandante a ejercer la objeción de conciencia” frente a EpC.

Por lo tanto, el hijo de esta objetora de Barbastro queda exento de cursar las asignaturas conocidas con el nombre común de Educación para la Ciudadanía. Ello implica la dispensa de asistir a las clases y la prohibición de ser evaluado en esas materias, sin que de tal cosa pueda derivarse para él ningún perjuicio respecto de sus posibilidades de promoción de curso o de obtención de títulos académicos.

Sentencia de Huesca (9-01-09)


Las aulas de educación diferenciada pueden conseguir que las chicas se interesen más por las ciencias

9:02 h | Artículos,diferenciada,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

chicos.jpgLa nueva ministra de Educación inglesa ha dicho que el regreso a la Educación Diferenciada ayudará a que las chicas se interesen más en materias tales como ciencias e ingeniería.

Sarah McCarthy-Fry dijo que las muchachas podrían ser intimidadas por los chicos en las aulas y que la separación de aquellos para determinadas materias podría ser la solución.

En su primera entrevista después de sustituir a Lord Adonis en la reciente reorganización realizada por el primer ministro, ella dijo: “Las chicas mejoran mucho en ciencias en clases single-sex. Ellas a veces se sien­ten intimidadas en clases mixtas por las continuas in­tervenciones de los chicos que acaparan la atención e intervienen para dar respuesta a todas las cuestiones”.

Su intervención se produce justo una semana después que Vicky Tuck, Presidenta de la Girls’ School Associa­tion y Directora del Cheltenham Ladies´College, predi­jo una vuelta a las escuelas de Educación Diferenciada después de cuatro décadas en que éstas disminuye­ron, desde 2,500 en el nivel de Secundaria en los años sesenta, a solo 400 hoy.

La Sra Tuck dijo que más personas eran conscientes de que las chicas aprenden de manera diferente de los chicos debido “a diferencias neurológicas” en el desarrollo de sus cerebros.

La Sra McCarthy-Fry añadió que ella creía que tanto las ciencias como la ingeniería podrían ser presentadas a  las chicas en una manera “más amistosa y femenina”.

“Si usted se dirige a muchachas sobre lo que ellas quieren hacer, muchas dicen que ellas quieren entrar en profesiones de vocación social – como la profesión de enfermera”, contó al Independent. “Pero usted podría presentar la ciencia y la ingeniería de un modo en el que las chicas podrían enten­derlo mejor como orientación para su carrera”.

“Por ejemplo, podría argumentar que si usted realmente se preocupa por el medio ambiente puede salvar vidas y si está interesado en la salud usted podría diseñar una incuba­dora que podría salvar la vida de un niño.”

The Independent, 27-11-2008
Publicado en diferenciada.org


Domingo 18 de enero de 2009

Objetores a EpC se concentraron el sábado en Alicante

22:56 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados


Objetores alicantinos. Concentración del 17 de enero de 2009

Denunciaron el adoctrinamiento que encierran esas asignaturas y la actuación irregular de algunos centros docentes, que presionan y acosan a sus hijos.

REDACCIÓN HO.- Durante la tarde del sábado, frente a la subdelegación del Gobierno en Alicante y al grito de “Somos 50.000″, se manifestaron un centenar de padres, profesores y alumnos pertenecientes a colegios públicos, privados y concertados de toda la provincia, para exigir al Gobierno la supresión de las asignaturas englobadas bajo la denominación común de Educación para la Ciudadanía (EpC), o la modificación de sus actuales currículos .

Con pancartas que recogían lemas como, “Catecismo socialista no gracias”, “Sí conocimientos, no adoctrinamiento” o “Stop a la persecución de objetores”, los manifestantes expresaron su firme rechazo a los contenidos de las asignaturas, ya que, a su juicio, comprende un verdadero programa ideológico que atenta contra la libertad de conciencia.

Los padres concentrados, en representación de los más de 6.000 en la C. Valenciana que han objetado a EPC al amparo de la Constitución Española, recordaron a todos los presentes que ésta reconoce a los padres el derecho a elegir para sus hijos la formación religiosa y moralde acuerdo con sus propias convicciones.

“Sabemos a través de la historia qué sucede cuando los gobiernos utilizan las aulas para manipular las conciencias de los más débiles. La intromisión en la formación moral, tan utilizada por la izquierda en sus políticas de gobierno, conduce inexorablemente al desastre y la autodestrucción de la propia sociedad en la que se aplica, en beneficio siempre del partido gobernante. Que las aulas de nuestros hijos sean espacios de formación de conciencias libres, basadas en la búsqueda del conocimiento y de la verdad”, decía el manifiesto que se leyó durante la concentración

Los padres objetores recordaron el acoso al que algunos profesores someten a sus hijos, cuando descalifican abiertamente a sus progenitores. Esto ha provocado en algunos niños sufrimiento emocional y psíquico. Según informó recientemente la Plataforma al Director Territorial de Educación, hay centros donde no se cumple la ley por parte del profesorado y la Inspección, ya que no prestan a estos alumnos la atención educativa que está estipulada dentro del horario escolar y en el propio centro. La Conselleria de Educación dictó el 30 de julio instrucciones para que los alumnos que no asistan a EPC sean atendidos por el profesorado de guardia, lo que, según denuncian los padres objetores, se incumple en algunos centros, especialmente de titularidad pública.

Al final de la concentración, el representante de la Asociación de FamiliasNnumerosas intentó sin éxito entregar el manifiesto a la Subdelegada del Gobierno o a algún representante de la misma. A pesar de haber puesto en conocimiento de este organismo estatal días antes su intención de concentrarse y hacer entrega del escrito, allí no había nadie para recogerlo.


Los padres laicistas presionan al Tribunal Supremo frente a los objetores a EpC

0:33 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados


Resulta irrisorio negar lo que constituye una rebelión cívica sin precedentes

Según informa Profesionales por la Ética (PPE), CEAPA ha enviado una carta al Presidente del Tribunal Supremo, D. Carlos Dívar, en la que pide una sentencia negativa para los padres objetores a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC), acusándoles de defender “intereses particulares”.

REDACCIÓN HO.- La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) ha enviado una carta al Presidente del Tribunal Supremo, D. Carlos Dívar, en la que pide una sentencia negativa para los padres objetores a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC), acusándoles de defender intereses particulares. Asimismo, CEAPA asegura que EpC “no supone problema alguno” en los centros escolares y pide al Tribunal Supremo que sea sensible al “posicionamiento mayoritario” de la sociedad. Finalmente, esta organización de padres se permite advertir al Tribunal Supremo que en el caso de permitir la objeción a Educación para la Ciudadanía, también se debería permitir para cualquier otra asignatura.

A José Luis Bazán, coordinador de la Asesoría Jurídica de Profesionales por la Ética, esta carta le resulta inaceptable: “Si no hay problema, ¿por qué se han formalizado más de 50 mil objeciones a este conjunto de asignaturas? Resulta ridículo decirle al Tribunal Supremo que no existe conflicto cuando hay cerca de 1700 recursos judiciales en defensa del derecho a la objeción y 270 resoluciones judiciales favorables a los objetores“.

Bazánañade que es inadmisible la constante presión que está ejerciendo el entorno gubernamental sobre el Tribunal Supremo en las últimas semanas: “En este caso, con el rostro laicista de CEAPA, que como agorero profetiza en una carta dirigida al Presidente de dicho Tribunal la hecatombe en el sistema educativo, si nuestro Alto órgano judicial dicta una sentencia contraria a su proyecto ideológico. Por el contrario, los padres objetores saben que el Tribunal Supremo conoce el Derecho y confiamos en que lo aplicará equitativamente. No necesitamos presionarle porque tenemos conciencia de que el Derecho reconoce y ampara nuestras libertades educativas. Simplemente sabemos que en una auténtica democracia, la libertad siempre triunfa“.

“Lamentablemente -explica Bazán- no es la primera vez que CEAPA interviene en la polémica sobre EpC. Hay que recordar que el pasado mes de junio solicitó la intervención de la Fiscalía de Menores con el fin de que acusara a los padres objetores de no escolarizar a sus hijos”.

Finalmente, Leonor Tamayo, coordinadora de la Campaña de Objeción a EpC de Profesionales por la Ética recuerda que “objetar a EpC no es objetar a Matemáticas. La diferencia esencial reside en que Matemáticas, Lengua o Ciencias Sociales transmiten conocimientos objetivos, mientras las asignaturas del área de EpC (incluidas Educación Ético-Cívica y Filosofía y Ciudadanía) pretenden formar la conciencia moral del alumno y evalúan comportamientos y actitudes“.

Por este motivo, Profesionales por la Ética se suma a la concentración convocada por la Plataforma Educación en Libertad que tendrá lugar el sábado 17 de enero a las 17, 00 h. en Alicante (Plaza de la Montañeta s/n) con el lema: No a EpC. Si conocimientos-No adoctrinamiento.


Viernes 16 de enero de 2009

Arsuaga: “Confiamos en que el TS respalde a los objetores: EpC es claramente inconstitucional”

1:13 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Ignacio Arsuaga, Presidente de HazteOir.org

El Presidente de HO ha sido entrevistado esta mañana en La Mañana de la  Cadena COPE, en el día en que diversos colectivos impulsores de defensa del derecho a la objeción de conciencia frente EpC presentarán sus expectativas ante el inminente fallo del Tribunal Supremo sobre el polémico grupo de asignaturas.

REDACCIÓN HO.- Este mediodía, a las 12:00 horas en el hotel Velázquez de Madrid, diversas instituciones y colectivos impulsores de la rebelión cívica frente a EpC y defensores del derecho a la objeción de conciencia frente a ese grupo de asignaturas describirán a los medios de comunicación sus expectativas ante la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre la materia. Junto a HO estarán el Foro de la Familia, Profesionales por la Ética, CONCAPA, COFAPA, CECE y la universidad San Pablo-CEU.

Ante esta cita, el director del programa La Mañana de la cadena COPE, Federico Jiménez Losantos, ha entrevistado al presidente de HO, Ignacio Arsuaga, quien ha confiado en que la inminente sentencia que emitirá el Tribunal Supremo sobre este tema amparará a los objetores a los actuales currículos de EpC -más de 51.000 en toda España-, al igual que han hecho la mayoría de los tribunales que han dilucidado sobre este contencioso.

Según ha expresado Arsuaga, “ésta es una batalla cívica encabezada por los padres a la hora de defender ante la Justicia el ejercicio de su derecho constitucional a la objeción de conciencia frente a esta asignatura adoctrinadora que es Educación para la Ciudadanía (EpC)”. Partiendo de ello, el presidente de HO destacaba que “el dato más significativo es que van a ser cuatro sentencias referidas a cuatro recursos de casación contra sentencias sobre EpC de los Tribunales Superiores de Justicia de Asturias y de Andalucía. En este sentido, la sentencia la va a votar el Pleno de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del TS, compuesta por 27 magistrados. Con ello, efectivamente, puede pasar cualquier cosa, y sobre todo puede ocurrir que haya muchos votos particulares”.

“EpC es claramente anticonstitucional”

En este sentido, Arsuaga añadía que “nosotros confiamos en que el TS se pronunciará sobre la existencia del derecho a la objeción de conciencia y sobre su posible ejercicio ante la asignatura de EpC. Es posible también que se pronuncie sobre la legitimidad constitucional de los contenidos de la asignatura”.

“El tema fundamental de los recursos es el de la objeción -recordaba en antena el presidente de HO-, y luego a lo mejor el TS podría pronunciarse a favor o en contra de los contenidos aprobados por Real Decreto de las asignaturas de EpC”. “Nosotros confiamos en que el TS dé la razón a los padres objetores -afirmaba el presidente de HO-. Estamos con esa esperanza por varios  motivos:  porque la mayoría de las resoluciones judiciales, hasta 270 en toda España, están dando la razón a los padres objetores; porque además EpC es claramente anticonstitucional, y contradice directamente el artículo 27.3 de nuestra Carta Magna, que garantiza que los hijos sean educados con respeto a las convicciones religiosas y morales de los padres, y también porque el Consejo de Estado, al dictaminar sobre el Real Decreto de Contenidos Mínimos de EpC, indicó expresamente que no se deben transmitir valores que no estuvieran en la Constitución“.

Frente a las presiones gubernamentales a la Justicia

“Uno de los objetivos de la rueda de prensa que hemos convocado para este mediodía -adelantaba también Arsuaga- va a ser denunciar el intento del Gobierno y de sus medios afines, fundamentalmente El País, La Sexta o Público, de presionar de manera impresentable a los magistrados del Supremo, advirtiéndoles en plan mafioso de que si reconocen el derecho de objeción de conciencia producirán un boquete en el Estado de Derecho y que con ello otros padres podrán objetar ante asignaturas como Matemáticas o Lengua”.

Eso es absolutamente falso -remarcaba Ignacio Arsuaga-, porque  precisamente una sentencia que reconozca los derechos de los padres está de alguna forma dando fundamento al Estado de Derecho que reconoce la Constitución, y sobre todo demostrará que el poder judicial es independiente del Gobierno y que puede reconocer esos derechos incluso cuando está sufriendo esas presiones gubernamentales”.

En todo caso, si la sentencia fuera desfavorable para los objetores, Arsuaga añadía que “nosotros seguiremos apoyando a todas las familias que quieran mantener esa objeción de conciencia. Además, hay que recordar que el último intérprete de la Constitución española es el Tribunal Constitucional: presentaríamos de inmediato un recurso de amparo, incluso pediríamos la suspensión cautelar de la sentencia del Supremo y si el TC tampoco nos diera la razón acudiríamos al Tribunal Europeo de Derechos Humanos“.

“Ésta ha sido una batalla ciudadana protagonizada por padres responsables que no quieren que sus hijos sean adoctrinados. No es un problema de Iglesia-Estado ni de PSOE-PP, sino un problema de libertad frente a intervencionismo estatal“, concluye Ignacio Arsuaga.


Jueves 15 de enero de 2009

Intervención de Nacho Arsuaga

13:08 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados


Martes 13 de enero de 2009

El movimiento objetor a EpC informará de sus expectativas ante el próximo fallo del TS

19:14 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

epcno ok.jpgForo de la Familia, Profesionales por la Ética, HazteOir.org, CONCAPA, COFAPA, CECE y CEU convocan a los medios el próximo jueves, 15 de enero, en el hotel Velázquez de Madrid, a las 12.00 horas.

MADRID, 13 DE ENERO DE 2009.- Las Organizaciones que defienden la objeción de conciencia en torno al conjunto de materias que conforman Educación para la Ciudadanía, convocan el próximo día 15 de enero, a las 12, en el hotel Velázquez, una rueda de prensa.

Está previsto que el próximo día 26 el Tribunal Supremo se reúna para decidir su sentencia en torno a los recursos que le han sido presentados por familias de objetores y administraciones públicas sobre el tema Educación para la Ciudadanía.

Ante esa posibilidad y teniendo en cuenta las manifestaciones que diversos medios de comunicación y algunos políticos vienen realizando, las Organizaciones en pro de la objeción de conciencia, desean explicar su postura a la espera de la sentencia.

CONVOCATORIA:


Responsabilidad educativa de los padres

10:25 h | Artículos,Libros,Noticias | chequeescolar | Comentarios cerrados

Javier Úbeda Ibáñez

No es legítimo hablar de una paternidad responsable si se prescinde de la responsabilidad educativa que conlleva la procreación

La educación es el complemento natural de la procreación, algo que ésta reclama para su propio efecto, en virtud, justamente, de la necesidad que en él existe de ser ayudado y atendido en el proceso de su desarrollo. Así es realmente cómo la actividad educativa prolonga, de una manera natural, a la generación o procreación.

Estamos, por tanto, hablando de un auténtico nexo natural entre lo uno y lo otro, hasta tal punto que la educación no se limita a añadirse a la procreación como si sólo fuese respecto de ésta un perfeccionamiento o complemento puramente exterior y, por ello mismo, no exigido desde el ser de la prole en cuanto tal.Tan íntima es, por el contrario, la unidad entre la educación y la procreación, que ésta tiende a prolongarse en la actividad educativa como en su propia forma de plenitud y merced a un impulso esencialmente idéntico en lo que es de la esencia de la paternidad propia del hombre.
De ahí la necesidad de sostener que los primeros responsables naturales de la actividad educativa son los progenitores. La responsabilidad natural de la educación tiene el sentido de una consecuencia natural de la responsabilidad propia de los padres.

Lógicamente se comprende bien que la ideología colectivista no tome como punto de partida, para su forma de interpretar la educación, ese íntimo nexo natural entre ésta y la procreación. Pero no hay forma, en cambio, de entender que se atente contra este nexo cuando la mentalidad de que se parte es la que afirma los derechos y los deberes que naturalmente se derivan de la responsable libertad del ser humano como algo anterior a cualquier derecho positivo.

No es legítimo hablar de una paternidad responsable si se prescinde en la teoría o en la práctica de la responsabilidad educativa que conlleva la procreación. Tal responsabilidad es un derecho en la misma medida en que es también un deber. Por ello mismo hay ya en su fundamento natural una objetiva exigencia de recabar y poner todas las condiciones que hacen posible cumplirlos con la más plena sinceridad en la intención.

La conciencia de la responsabilidad educativa que los padres tenemos –precisamente porque somos padres- no se puede escindir de la conciencia de nuestra libertad como personas humanas. Tal escisión, que pretende justificarse con las falsas razones de una actitud egoísta, no tiene nada que ver con la más noble acepción de todo auténtico y esencial liberalismo, porque éste precisamente es consecuencia con los más altos valores de la libertad si al mismo tiempo se enlaza con la responsabilidad indeclinable que nuestras libres decisiones nos confieren.

En consecuencia, tampoco puede admitirse, moralmente, una libre renuncia de los padres a su derecho y deber de elegir los educadores que les suplan en lo que no puedan realizar para la formación de sus hijos. Sin duda alguna, los padres tenemos que delegar toda una serie de aspectos de la realización de esa tarea. Pero lo que no podemos delegar es el derecho-deber de elegir las personas que en esos aspectos nos sustituyan. Pretender que ambas cosas son idénticas es salirse por la tangente de una inexcusable confusión, solamente posible cuando se empieza por no querer asumir la esencial responsabilidad educativa que va implícita en el sentido de toda paternidad.
También es claro que los padres podemos pedir consejo para la elección de los centros en que vayan a formarse nuestros hijos. Pero el consejo no quita la responsabilidad a quien lo pide, ni el pedirlo deja de ser un ejercicio de nuestro libre albedrío. Lo que se opone a ambas cosas es que el Estado intervenga con una suplantación de las atribuciones de los padres, pretendiendo tener más altos títulos que los que éstos poseen, o como haciéndoles un favor que en realidad tendrían que agradecerle.
Hay favores que no pueden admitirse. Seguramente, el desarrollo de esta idea nos llevaría muy lejos en la crítica del intervencionismo del Estado. Sin embargo, aquí hemos de limitarnos a rechazar la idea del presunto favor que los gobernantes nos harían al descargarnos de una de las dimensiones integradas en la responsabilidad educativa que como padres tenemos. No queremos ese favor. Y no lo queremos, sencillamente porque estamos dispuestos a asumir las cargas y los derechos naturales, fundamentalmente intransferibles, de una paternidad que se prolonga en la noble tarea de la educación de nuestros hijos.

Publicado en Forum Libertas