jump to navigation

Jueves 25 de septiembre de 2008

Ocho alumnos oscenses quedan provisionalmente eximidos de cursar EpC

23:54 h | Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback


Dos nuevos autos de medidas cautelares amparan a los hijos de dos familias que recurrieron ante la Justicia las denegaciones administrativas de sus objeciones a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía.

REDACCIÓN HO.- El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Huesca dictó los pasados días 17 y 19 de septiembre sendos Autos mediante los que concede a dos matrimonios de objetores las medidas cautelares que éstos habían solicitado, durante la tramitación de los recursos que en su día interpusieron contra las resoluciones de la Consejería de Educación de Aragón que les denegaron el reconocimiento de su derecho a objetar, por razones de conciencia, para que sus hijos no cursen las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC).

Así pues, los alumnos quedan eximidos de la obligación de asistir a las clases de esas materias y de ser evaluados en ellas, hasta que la magistrada dicte sentencia en los procedimientos que se sustancian en ese juzgado.

El Auto del 17 de septiembre deja en suspenso “la obligatoriedad de cursar el conjunto de las asignaturas denominadas genéricamente como Educación para la Ciudadanía (Educación para la ciudadanía y lo derechos humanos, Educación ético-cívica y Filosofía y ciudadanía)” respecto a siete hijos de los recurrentes.

En cuanto al Auto emitido el día 19, afecta tan solo a un alumno. La resolución impugnada por estos padres fue adoptada por el viceconsejero de Educación el pasado 1 de agosto y en ella se acordaba “no haber lugar a la objeción de conciencia planteada” por los progenitores y se obligaba a su hijo a recibir las enseñanzas de EpC, “en contra de las convicciones de sus progenitores”, según recoge literalmente el texto del Auto.

En las argumentaciones jurídicas de ambas recoluciones, que son idénticas, la juez M.ª José Cía considera que la concesión de la medida solicitada (la suspensión de la obligación de cursar EpC) no perjudica a terceros, “pues a estos no se les priva de la asistencia a la referida clase, limitándose la suspensión solicitada únicamente a los hijos de los recurrentes”.

Si, por el contrario, no se adoptara la medida cautelar, los alumnos recibirían “unas enseñanzas no queridas que soslayarían la finalidad del recurso interpuesto haciéndole perder la efectividad a la sentencia, en caso de resultar favorable a sus intereses, pues el resultado no querido ya se habría producido”, expone la magistrada.

Por otra marte, su señoría manifiesta que “resulta imposible, en este momento, realizar una valoración de las posiciones de fondo de las partes, dada la complejidad del debate jurídico existente sobre este tema”. “Muestra de ello son las diversas sentencias contradictorias dictadas por diferentes Tribunales Superiores der Justicia”, añade.

Con estos son ya diez los Autos de esta naturaleza que han emitido los juzgados aragoneses. Los otros ocho se reparten entre las tres provincias de la comunidad.

Auto med. caut. Huesca (17-09-08).pdf 52.54 KB