jump to navigation

Martes 29 de abril de 2008

Padres y alumnos objetores exigen a Rajoy que «imponga un criterio» sobre EpC en sus CCAA

18:10 h | Educación para la Ciudadanía,Libros,Noticias | chequeescolar | Trackback


Sendas cartas de Concapa y UDE denuncian la disparidad de posturas entre Madrid, La Rioja, Comunidad Valenciana o Castilla y León y piden al líder del PP que aclare cuál es la que él defiende.

PEDRO SIMÓN

MADRID. – Inconmovible el Gobierno, los opositores a la asignatura de Educación para la Ciudadanía giran ahora sus cañones hacia el propio Partido Popular.

El descontento viene al caso porque en unas comunidades autónomas del PP se dejará objetar (Madrid), en otras no (La Rioja o Castilla y León) y en otras se habilitará una solución intermedia (Valencia).

La Confederación Católica de Padres (Concapa) y la Unión Democrática de Estudiantes (UDE), ambas con representación en el Consejo Escolar del Estado, han remitido sendas cartas al presidente del PP, Mariano Rajoy, en las que critican la falta de uniformidad del primer partido de la oposición con respecto a la materia, demandan un posicionamiento más claro e instan a Rajoy a que «imponga un mismo criterio» en las comunidades gobernadas por los populares.

La asignatura, que está impartiéndose en Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Cataluña, Extremedura y Navarra, tendrá que darse en las autonomías del PP a partir del curso que viene. De ahí el trasiego epistolar.

Las misivas llaman la atención porque, en la estrategia de contestación a la asignatura, estas dos asociaciones siempre han ido de la mano del Partido Popular. Fue el PP quien recogió sus quejas, fue Rajoy quien señaló en su día que la asignatura era «adoctrinante» y fueron los populares los que incluyeron en su programa la eliminación de la materia si ganaban las elecciones.

La cifra de familias objetoras a Educación para la Ciudadanía suma ya 28.705 en todo el Estado. Tras el empujón del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (que avaló el rechazo a la materia), los opositores esperaban más combustible del lado del PP. Pero ahora hay quien ve a Rajoy como un aguafiestas.

«Sería conveniente que, de tener el Partido Popular una opinión en relación a la objeción de conciencia, ésta fuera conocida por la opinión publica», escribe Alvaro Vermoet, presidente de la UDE. «Los estudiantes desconocemos qué criterio tiene usted».

La andanada se sustenta en la distinta solución que han abordado las autonomías gobernadas por el PP a la hora de resolver la patata caliente de la objeción a Educación para la Ciudadanía.

A raíz de la sentencia del tribunal andaluz, la Comunidad de Esperanza Aguirre fue la única que se pronunció prístinamente a favor de los padres que objetaban y ofreció una salida: la alternativa de un voluntariado social. Valencia, en cambio, no permite la objeción y sí da la posibilidad de hacer un trabajo trimestral sustitutivo sobre algún contenido de la materia, siempre con supervisión paterna. Murcia está por definirse con claridad. La Rioja y Castilla y León no son partidarias de la insumisión a la norma.

«En representación de la única organización de estudiantes contraria a esta asignatura», señala el portavoz de la UDE, «le solicitamos que defienda el derecho a objetar a una materia considerada adoctrinante por su propio partido y que imponga un mismo criterio al respecto en todas las autonomías gobernadas por su partido».

En similares términos se expresa Luis Carbonel, presidente de la Concapa (1,2 millones de familias), que insta a Rajoy a un posicionamiento más belicoso. «Es necesario que todo el PP, en todas las comunidades autónomas, demuestre con claridad su forma de pensar en relación con Ciudadanía», escribe. «Solicitamos que haga llegar a los gobiernos autonómicos sustentados por su partido la necesidad de mostrar su rechazo a una imposición como la que sufren nuestros hijos y que, al menos quienes viven en sus CCAA, no sean obligados a cursar una materia contraria a sus convicciones».



LAS MISIVAS DE LOS ‘ANTI-CIUDADANÍA’

Publicado en El Mundo