jump to navigation

Viernes 16 de marzo de 2007

A por el cheque escolar

8:59 h | Artículos,Libros,Noticias | Agn | Comentarios cerrados

POR VALENTÍ PUIG

La falta de noticias animosas sobre el sistema educativo español tiende a ser proporcionalmente inversa a la carencia de interés de la sociedad por lo que pasa en las aulas. De modo excepcional se afirma un sector de la opinión pública que ve en el cheque escolar una de las pocas posibilidades de ir solventando las deficiencias educativas, porque incide en la libertad y la cualidad. Una vez más, se llegará tarde y mal a un debate en el que están en juego la instrucción de la ciudadanía, la competitividad y la calidad del conocimiento. Los informes más heterogéneos confluyen en detectar un fracaso de la Logse, lo que viene a ser la decrepitud de una concepción del mundo que consistía en abolir el sentido común a favor de la tentación igualitaria, como señaló el libro de Alicia Delibes «La gran estafa». Frente al igualitarismo, con el cheque escolar -dotación de dinero público que el Estado entrega a la familia para la educación de cada hijo- la sociedad recupera capacidad de elección y facultad de competir. Es ilustrativo el descontento del profesorado con la Logse, hasta el punto de que -según un estudio de la Fundación SM- un 75 por ciento de los profesores españoles cree que la educación ha empeorado. En secundaria, por ejemplo, los profesores preferirían un sistema más homogéneo, de estructura más selectiva. Un análisis del Instituto Forma identifica en torno al año 2000 un derrumbamiento de las tendencias de los indicadores del sistema educativo en España, con un fracaso escolar de entre un 30 y 35 por ciento, de modo significativo en la escuela pública. Ese derrumbamiento resulta identificable con la Logse en la mayoría de sus cuantificaciones, en coincidencia con la primera generación de la ESO en sustitución del BUP. Es decir, la Logse confirma el deterioro y lo agrava. Si el crecimiento económico lleva siendo ininterrumpido desde 1994, su transposición a la mejora de los resultados del sistema educativo es inexistente, de la misma manera que ha aumentado el nivel educativo de los padres mientras que decrece el de los hijos. Tres de cada diez alumnos -según el Instituto Forma- abandonan el sistema educativo sin título y sin posibilidad de continuar una formación reglada, ni tan siquiera Formación Profesional. Las disfunciones de la Formación Profesional en su actual estado desazonan al empresario, sabedor de que sin buena formación tecnológica se pierde más competitividad en la economía globalizada. Un informe del Círculo de Empresarios insiste en que una formación profesional de alta calidad se «convertiría en uno de los catalizadores del cambio de patrón competitivo que tanto necesita la economía española». Sin embargo, la opción de la Formación Profesional reglada todavía tiene menor prestigio social que el bachillerato, a diferencia de otros países. Somos uno de los países de la OCDE con menor demanda de Formación Profesional, aunque sus estudiantes tengan facilidad de acceso al mercado de trabajo e incluso de ocupación estable. Genéricamente, el modelo a seguir -dice el Círculo de Empresarios- pasa por vincular mucho más la Formación Profesional al mercado de trabajo, por la flexibilidad ante el cambio tecnológico y por intensificar el aprendizaje permanente. La crisis del sistema educativo es una consecuencia del fracaso escolar del socialismo. Salvo invenciones de mayor capacidad, hasta ahora el único antídoto frente al igualitarismo es la libertad. Es por eso que sistemas como el cheque escolar, al propiciar máximos de capacidad de elección, han repercutido tanto en la calidad de la enseñanza como en el aprendizaje de la libre ciudadanía. Como experiencia total o parcial del cheque escolar son ejemplo Dinamarca, Nueva Zelanda, Suecia -sistema mixto-, Italia, Chile o Gran Bretaña y, en Norteamérica, Florida, Cleveland, Washington, Colorado y otros tantos estados. Después de años de experimentalismo pedagógico por parte del PSOE, contrarrestar sus ineficacias -ese bache de todos los indicadores en la educación postobligatoria- es cada vez más arduo, porque cuanto más tiempo pasa más penetrante debiera ser cualquier reforma educativa. Ganar adeptos para la propuesta del cheque escolar es un camino largo. Lo importante es que alguien comience, como ha ocurrido en Valencia o Madrid con la escolarización preescolar. Si la Logse es el problema, una solución es el cheque escolar.


Jueves 15 de marzo de 2007

Los profesores de Religión critican que el Gobierno catalán reduce las horas de su asignatura para impartir más catalán

17:48 h | Libros,Noticias | Agn | Comentarios cerrados

Los profesores de Religión de Cataluña han denunciado que la Consejería de Educación pretende recortar 35 horas de Religión en favor de clases de catalán según el decreto autonómico de Secundaria que está preparando Educación para el despliegue de la Ley Orgánica de Educación (LOE) y estaría justificada por el derecho de las comunidades autónomas de disponer del 10% del resto de asignaturas para impartir la lengua cooficial.

Así, si la LOE establece 140 horas para esta materia en los primeros tres cursos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) –una hora en dos cursos y dos en el restante–, el borrador que prepara Educación le concede 105 horas, lo que equivale a una hora por curso.

La presidenta de la Asociación de Profesorado de Religión de Catalunya (APRC), Maissa Noguera, ha señalado que aunque esta decisión “es legal”, se ha tomado “a espaldas de los sindicatos, ya que ninguna sabe nada cuando se trata de un gran cambio en las condiciones laborales de los profesores de religión”.
Noguera ha subrayado que con esta medida “salta la mitad del colectivo”, ya que muchos –sobre todo en municipios pequeños– no consiguen completar su jornada laboral, que es de 18 horas, ni siquiera impartiendo clases en dos escuelas.


Miércoles 14 de marzo de 2007

Chequeescolar.org promueve el primer caso de objeción de conciencia a la Educación para la Ciudadanía

20:32 h | Libros,Sala de prensa | Jaimeba | Comentarios cerrados

Se ha producido en un colegio concertado de Toledo

Ayer, martes 13 de Marzo, se hizo efectivo por primera vez el derecho que asiste a los padres a la objeción de conciencia contra los contenidos a impartir en la nueva asignatura creada por la LOE Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos (EpC). Un miembro de la plataforma ChequeEscolar.org hizo efectivo su derecho entregando el documento de objeción de conciencia en la Secretaría del Colegio “San Juan Bautista” de la localidad de Toledo.

ChequeEscolar.org.- Se trata del primer caso de objeción efectiva, dado que hasta el momento esta posibilidad se estaba planteando exclusivamente en el ámbito teórico, pero no se había llevado a la práctica. El procedimiento ha sido tan sencillo como entregar junto al impreso de reserva de plaza para el curso que viene (preinscripción), un sencillo escrito que se encuentra disponible en la web de Profesionales por la Ética firmado por los padres. Así mismo, los objetores han guardado copia con el sello de entrada del citado documento.

El portavoz de la plataforma ChequeEscolar José Castro, declara que “ahora que está abierto el plazo de reserva de plazas o preinscripción en los centros educativos, es el momento de realizar una primera oleada de objeción de conciencia. Hay que hacer entender a la sociedad y sobre todo a las Administraciones Públicas competentes que no estamos dispuestos a que se avasallen nuestros derechos fundamentales”.

Sobre el caso concreto de estos primeros objetores, Castro afirma que “se trata de unos padres que matriculan a una hija en quinto de Primaria, que es el curso en el que la Administración Educativa de Castilla-La Mancha ha colocado la Educación para la Ciudadanía para esa etapa”. Ante la posibilidad de que esta asignatura no sea impartida todavía el próximo curso, Castro asegura que “eso no afecta al derecho de objeción. Cuanto antes se produzca y antes se generalice, más posibilidades habrá de que el Gobierno reconsidere esta imposición ideológica y totalitaria a la sociedad española”.


Viernes 9 de marzo de 2007

La postura del PP frente a Educación para la ciudadanía: para mayores con reparos

9:10 h | Libros | Agn | Comentarios cerrados

Sr. Director:

Esta tarde ha tenido lugar en el Salón de Grados de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid una mesa redonda sobre la Educación para la Ciudadanía. Intervenían don Jaime Urcelay, presidente de la asociación Profesionales por la Ética, y don Eugenio Nasarre, diputado del Partido Popular.

La intervención del señor Urcelay ha sido sencillamente soberbia. La del señor Nasarre ha colmado la medida de indignación que un servidor puede soportar sin abrir la boca. Después de pronunciar un floreado discurso sobre el sentido de la educación en Fichte y las ideas que al respecto profesaba Jules Ferry, cosa que a los presentes nos traía sin cuidado, ha dejado bien clara la postura de su partido frente a la nueva asignatura gubernamental: placet iuxta modum, esto es, sí pero con reparos (a propósito, una postura muy parecida a la sostenida respecto de la reforma del Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio): están de acuerdo con que se eduque a los niños y adolescentes en los valores constitucionales a través de una nueva asignatura que haga un recorrido por la Constitución y las principales instituciones del Estado, pero querrían evitar la sombra del “adoctrinamiento”.

A la pregunta de uno de los presentes en el acto sobre la posibilidad de interponer un recurso de inconstitucionalidad contra la medida, Nasarre ha respondido diciendo que su partido no la contempla: prefieren que lo hagan los particulares a través del recurso de amparo. A la pregunta de si en la normativa de desarrollo emanada de las Comunidades Autónomas en que gobierna su partido se va a incluir mención del derecho de los padres a elegir no ya el centro docente, sino la misma educación de sus hijos, ha contestado que no, que no se incluirá dicha mención, porque de hacerse debería incluirse también mención a otros muchos derechos (libertad de expresión, etc.), lo que recargaría innecesariamente la norma. En definitiva, que no van a mover un dedo. Y todo por razones de oportunidad política. Una auténtica pena.

Antonio Martínez
Publicado en Hispanidad.com


Miércoles 7 de marzo de 2007

PPE se ofrece a explicar a los inspectores educativos la objeción de conciencia ante EpC

16:18 h | Libros,Noticias | Agn | Comentarios cerrados

Profesionales por la Ética (PPE), asociación promotora de la objeción de conciencia de los padres frente a la asignatura de los padres frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía, se ha ofrecido a reunirse con las asociaciones profesionales de inspectores para hacerles entender su promoción del derecho a la objeción de conciencia que asiste a los padres frente a la imposición ideológica que representa la nueva asignatura.

Para ello, PPE hará llegar a las asociaciones de inspectores educativos la Guía Educación para la ciudadanía: los padres elegimos y los argumentos en los que se fundamenta la objeción de conciencia frente a esta asignatura.

Este ofrecimiento de Profesionales por la Ética se produce un día después de que el presidente de una asociación profesional de inspectores educativos (ANIE), Félix Urbón, manifestar que informarán a las autoridades educativas de los incumplimientos que detecten en relación con la impartición o asistencia a clase de la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC), una materia que el señor Urbón considera “necesaria”.

Según hace público PPE en un comunicado, “estamos dispuestos a reunirnos con las asociaciones profesionales de inspectores de educación y explicarles nuestras razones, que estamos seguros entenderán porque se fundan en los derechos humanos, en la libertad de conciencia y en los artículos 16 y 27 de la Constitución Española”.


CONCAPA defiende la objeción de conciencia ante Educación para la Ciudadanía

15:55 h | Libros,Noticias | Agn | Comentarios cerrados

CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos) defiende, en una carta enviada a los padres bajo el título “Razones para oponerse a la asignatura Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos”, la objeción de conciencia frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía.

 En la carta, que transcribimos a continuación, CONCAPA define la asignatura como innecesaria y anticonstucional, y define la objección de conciencia como un derecho consitucional a la libertad ideológica y religiosa.

Razones para oponerse a la asignatura Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos 

Estimados amigos:
 
Como bien sabéis, CONCAPA se ha opuesto y se opone al establecimiento de la asignatura denominada Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, conocida ya por las siglas EpC. En esa batalla por la defensa de nuestros derechos y libertades como ciudadanos y como padres y madres preocupados por la educación de nuestros hijos no estamos solos. Os adjunto la documentación correspondiente a la rueda de prensa que ha tenido lugar el día 28 de febrero de 2007, en Madrid, y en la que hemos participado junto a más de una treintena de organizaciones para defender la libertad frente a la imposición por parte del Gobierno.
 
CONCAPA rechaza la asignatura por muy diversas razones, entre las que cabe destacar las siguientes:
 
1.      Es innecesaria y además roba horas de estudio a otras materias que nuestros hijos deben estudiar y conocer mejor, puesto que España con leyes como la LOGSE y la LOE destaca en Europa por su alto fracaso escolar y el bajo rendimiento de los alumnos, que no están en condiciones de compararse con los de los países de nuestro entorno.
 
2.      Ningún gobierno verdaderamente democrático puede imponer valores que no estén recogidos en la Constitución o en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre. Es decir, que no son comunes a toda la sociedad. Esta actitud es propia de las dictaduras.
 
3.      La formación en valores debería haberse implantado en todo el sistema educativo, en todos los cursos y asignaturas, pero de forma transversal. Porque nuestros hijos han de aprender a apreciar los valores democráticos en todos los cursos y en todas las asignaturas. ¿Acaso en matemáticas vale la injusticia o la intolerancia?
 
4.      No se comprende, salvo por el sectarismo del Gobierno, la diferencia de trato entre la EpC –obligatoria para todas las familias- y la enseñanza de la Religión –solicitada mayoritariamente por la sociedad española y donde cada familia puede elegirla o rechazarla conforme a sus propias convicciones-
 
5.      Tras la irreversibilidad de la decisión de las autoridades educativas de implantar como obligatoria y evaluable esta asignatura, DEBEMOS EXIGIR que sus contenidos se ajusten a las necesidades de los escolares y que se correspondan con la voluntad de las familias, pues de lo contrario podría dar lugar a serios conflictos (inestabilidad y esquizofrenia en el menor) entre aquellos valores que se enseñan en casa y los que imparte el colegio, que podrían entrar en colisión. En este caso, debemos recordar que SIEMPRE TIENEN QUE PREVALECER LOS DE LA FAMILIA, conforme al artículo 27.3 de la Constitución.
 
6.      Hemos solicitado al Gobierno que la EpC fuera fruto del consenso, haciéndole una propuesta concreta por escrito, que también se envió al resto de las fuerzas políticas parlamentarias y a todas las Comunidades Autónomas. Sin embargo, el Ministerio ni siquiera ha tenido la dignidad de contestar. Y así quieren que se eduquen nuestros hijos.
 
7.      Las familias con las convicciones y creencias que demuestra la gran mayoría de la sociedad no pueden admitir que lo legal o lo políticamente correcto coincide con lo verdadero y con lo justo.
 
8.      La Educación para la Ciudadanía supone un grave perjuicio en la educación de nuestros hijos cuando pretende imponer “valores oficiales”, en lugar de aquellos que queremos son comunes a toda la sociedad: la verdad, la solidaridad, la justicia, el respeto, el asociacionismo, el valor del trabajo y del esfuerzo, la honestidad política social o individual, etc.
 
9.      CONCAPA apuesta porque los alumnos conozcan y ejerciten los derechos y obligaciones que les corresponden como ciudadanos y los que se derivan de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, pero considera necesario que se respete la libertad de conciencia y los derechos de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones.
 
10. La misión del Estado no es transmitir valores sino apoyar a las familias y facilitar su derecho a elegir el tipo de educación que desean para sus hijos.
 
11. Si se trata de hacer buenos ciudadanos no se entiende la ausencia de referencias a la honradez, la honestidad, la verdad y la sinceridad en el ejercicio de las funciones públicas. En cambio, sí se hace hincapié en los contenidos relativos a las relaciones humanas, la educación afectivo-emocional, el relativismo, etc.
 
12. Resulta incomprensible que no exista una sola referencia al valor del trabajo o a la importancia del movimiento obrero en la construcción de las sociedades democráticas. Una prueba más de que no hay interés alguno en difundir valores sociales, sino en impartir lo que se ha conocido como la “teoría del género”.
 
13. Igualmente sorprende que la presencia ciudadana en la actividad social, y en particular el asociacionismo, que nuestra Constitución reconoce como elemento fundamental de participación de la sociedad, no tenga ninguna consideración.
 
CONCAPA siempre ha defendido la libertad y el derecho preferente de los padres a educar a sus hijos conforme a sus propios criterios y a sus convicciones religiosas, éticas, filosóficas y morales. En este sentido, junto a numerosas organizaciones que representan a los centros escolares, a los estudiantes, al profesorado y a otros muchos colectivos sociales, nos vemos abocados a PROPONER LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA, como único recurso legítimo que nos deja la actitud del Gobierno.
La objeción de conciencia forma parte del derecho constitucional a la libertad ideológica y religiosa, recogido en el artículo 16 de nuestra Carta Magna. Además, las sentencias del Tribunal Constitucional 15/1982, de 23 de abril, y 53/1985, de 11 de abril, declaran que puede ser ejercitada con independencia de que se haya o no regulado su ejercicio, puesto que la Constitución es directamente aplicable, especialmente en materia de derechos fundamentales.
 
Sabemos, por otra parte, que algunos piensan –y tratan de propagar la idea- que este problema es exclusivo de los centros públicos, que en los centros católicos no se van a producir en relación con los contenidos de la asignatura. Sin embargo, eso es algo que nadie puede garantizar y, en todo caso, no deseamos para nuestros hijos esta asignatura. Queremos educarles según nuestros criterios y convicciones, porque es nuestro derecho, el de todos los padres, lleven a sus hijos a centros públicos, a centros concertados o a centros privados.
 
Cuando las familias aceptamos el ideario del centro por el que hayamos optado cada uno, esta asignatura no existía. Por ello, es incomprensible que se pretenda vincular uno y otra. Siendo como es una imposición, nadie puede dudar que las inspecciones educativas, y la más que posible presencia de un “comisario político” en los Consejos Escolares de los centros concertados van a constituir elementos de control sobre los mismos y sobre la programación educativa.
 
Aunque CONCAPA ha solicitado en todas las Comunidades Autónomas que, al desarrollar el currículo de esta asignatura, consensúen los valores que deben impartirse con los representantes de los padres, a la vista de la falta de una respuesta adecuada, se ha propuesto impulsar entre los padres el ejercicio del derecho constitucional a la objeción de conciencia antes del comienzo del curso 2007-2008.
 
Por tanto, os pedimos que pongáis en marcha cuantas medidas estén a vuestro alcance para difundir el tema de la objeción de conciencia entre los padres de vuestras asociaciones, sin por ello dejar de solicitar a la respectiva Consejería de Educación ese consenso de los valores a impartir en la asignatura. En CONCAPA encontraréis todo el apoyo que necesitéis.
 
Un cordial saludo,
 
 
 
Luis Carbonel Pintanel

Presidente Nacional de CONCAPA

 


Martes 6 de marzo de 2007

Jornada de reflexión sobre Educación para la Ciudadanía en la Universidad Francisco de Vitoria

9:57 h | Libros,Noticias | Agn | Comentarios cerrados

La Universidad Francisco de Vitoria pone en el punto de mira hoy, 6 de marzo, a la Educación para la Ciudadanía, con unas jornadas que, bajo el título “¿Educación para la Ciudadanía o ingeniería social?”, tiene como fin “hacer suya la preocupación social que ha suscitado, prestando su apoyo a toda la comunidad escolar para despejar dudas, aclarar y deas y aportar soluciones” 

El objetivo del rector, Daniel Sada Castaño, es “fomentar la reflexión ante la asignatura impuesta por el Gobierno a todos los centros educativos, a través de la cual los alumnos van a recibir, a lo largo de cuatro cursos, una nueva moral basada en un radical laicismo, en el relativismo y en una nueva concepción del ser humano fundamentada en la ideología de género”.

Frente a ello, la Jornada de reflexión pretende detenerse en profundidad sobre el contenido del programa que presenta el Gobierno, y escuchar las consideraciones de diversos expertos en el campo de la educación: altos cargos de la administración, juristas, educadores, y representantes de instituciones relacionadas con la enseñanza. “Creemos que es parte de la tarea universitaria reflexionar sobre lo que es considerado por muchas instancias como una intromisión del Estado en el derecho a la libertad de enseñanza proclamado en el artículo 27 de la Constitución, un asunto muy grave que afecta al bien común”, afirma el rector.

Son muchos argumentos para rechazar la nueva asignatura. Entre ellos, el adoctrinamiento ideológico que persigue por parte del Estado.
Frente a esta imposición ideológica, el propio Consejo de Estado ha dictaminado que “no puede formar parte de los aspectos básicos del sistema educativo la difusión de valores que no estén consagrados en la Constitución”.

Por ello, la organización anima a todos los que forman parte de la comunidad educativa a asistir a este evento.


Jueves 1 de marzo de 2007

A pesar de todo, libertad

22:51 h | Artículos,Libros | Maria | Comentarios cerrados

Razonado, contenido, pero también severo. Así podemos calificar el documento aprobado por la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, que aquilata su valoración definitiva sobre el panorama educativo tras la aprobación de la LOE y de los Decretos que la desarrollan.
 

Los obispos destacan que ésta es la quinta Ley Orgánica de Educación en veinte años, un traqueteo difícilmente asumible para cualquier cuerpo educativo; pero además se trata de la que ha cosechado menor consenso parlamentario y mayor rechazo social, como quedó demostrado en la gran manifestación del 12-N de 2005. A pesar de todo, el Gobierno ha seguido adelante contra viento y marea, porque se trataba de uno de sus proyectos ideológicos fuertes. La clave está en algo que los obispos denuncian en el punto 14 de su documento: la mentalidad estatalista que conlleva la definición de la educación como “servicio público”. De esa mentalidad arranca el recorte de la libertad de elección de los padres, la intención de marginar la enseñanza de la religión en la escuela y la introducción de la asignatura estrella de Educación para la Ciudadanía.
 

Sobre esta última, los obispos denuncian sin ambages que se trata de una intromisión intolerable del Estado en el proceso educativo, ya que pretende formar la conciencia moral de los alumnos, y además lo hace a través de la imposición del relativismo y de la ideología de género.
 

Ante esta grave lesión de los derechos de las familias, los obispos instan a una defensa comprometida de la libertad de conciencia a través de todos los medios legítimos a su alcance. Es cierto que las palabras “objeción de conciencia” no aparecen en el texto, pero es evidente que esa opción (con todas las dificultades que conlleva) entra de lleno en el catálogo de los medios legítimos, como ha subrayado recientemente el cardenal Rouco.
 

Un aspecto importante de esta radiografía es el que se refiere a la merma evidente para la iniciativa social en la creación y dirección de centros educativos, sometida a criterios de economía y eficiencia que suelen esconder un evidente prejuicio ideológico a favor de la escuela estatal. Por cierto, una parte significativa de este amplio documento es el mensaje dirigido a los responsables de la escuela católica, que afronta un momento decisivo. Los obispos manifiestan su seguridad de que sabrán estar a la altura del desafío planteado por este panorama. Evidentemente, aquí va implícita una referencia a las vacilaciones mostradas por la FERE en torno a la Educación para la Ciudadanía, pero no sólo.
Las familias españolas muestran una alta estimación hacia las escuelas católicas, que han prestado un servicio impagable a la sociedad y a la Iglesia. Pero la historia no es una foto fija: estamos en un momento crucial de desafío para la cultura cristiana, y no basta con asegurar unos estándares de calidad y una pátina de ciertos valores de raíz cristiana. Es el momento de presentar a campo abierto una propuesta educativa católica en todas sus dimensiones, conscientes de la dura oposición ambiental y de la necesidad de una renovada creatividad cultural de la fe. Hay nuevas realidades eclesiales que ya están entrando en este campo de juego, pero otras manifiestan una preocupante esclerosis.

José Luís Restán

Página Digital