jump to navigation

Jueves 22 de marzo de 2007

Madrid, primera región que ofrece rebajas fiscales en Educación

17:11 h | Libros,Noticias | Maria | Trackback

madrid.jpgLa presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha comprometido a implantar reducciones fiscales en la Educación, aunque no ha detallado si se van a aplicar a la enseñanza privada o a la concertada y pública.
 
Es la primera vez que el alto mando de una comunidad autónoma en España se compromete a implantar desgravaciones fiscales en la enseñanza. Como ya ha adelantado en varias ocasiones MAGISTERIO, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado que aplicará deducciones fiscales para los gastos en Educación infantil y obligatoria.

La presidenta regional se refirió a este asunto el pasado 12 de marzo en un multitudinario encuentro organizado por el Foro Nueva Economía. Lo hizo en respuesta a una pregunta del presidente de Acade, Jesús Núñez, que le pregunto si iba a extender la desgravación fiscal de la educación infantil a la enseñanza obligatoria, a lo que Aguirre respondió afirmativamente.
Aguirre no quiso entrar en detalles y no especificó si las reducciones se aplicarán a la enseñanza privada o la concertada y pública, ni en cuánto se traducirán. Se puede deducir que se refería a desgravaciones en el gasto educativo en general, ya provenga de clases de apoyo, libros o academias, siempre que tengan que ver con la enseñanza obligatoria.

Anteriores avances

No es la primera vez que la presidenta regional anuncia esta medida, ya que, según muestra la edición de MAGISTERIO del 26 de octubre de 2005, Aguirre desveló que en el último año de legislatura habría desgravaciones fiscales por gastos en Educación.
En aquella ocasión ya se tenía en cuenta que la medida beneficiaría a aquellos padres que optaran por escolarizar a sus hijos en centros de titularidad privada y a aquellos que más invirtieran en formación, que serían quienes más dinero recuperarían al hacer la declaración de la renta, aunque Aguirre ya afirmaba que “sería un porcentaje pequeño”.
El 22 de noviembre del pasado año, también se recogían las declaraciones de Esperanza Aguirre en el acto de clausura del V Foro Educación y Libertad, en las que se comprometía a estudiar la reducción fiscal además de la implantación del cheque escolar en la Comunidad de Madrid para la Educación obligatoria no concertada, y añadió que “es injusto que las familias paguen dos veces por la Educación de sus hijos”.

El presidente de Acade, Jesús Núñez, considera las desgravaciones “una sensibilidad de la presidenta regional digna del mayor encomio, porque quiere que los padres tengan todas las opciones para la educación de sus hijos”.

Núñez piensa que es una medida con una gran repercusión social mucho más libre que el sistema de concierto al que considera “antiguo y más protector del centro que de la familia y de la libertad”. “La Educación es un derecho de los padres, no de los gobiernos ni de los colegios”, añade el presidente de Acade.

Desde Concapa, su presidente, Luis Carbonel, afirma que “se congratulan de la noticia de la concesión de ayudas económicas a las familias, aunque recuerdan que Concapa lleva tiempo pidiendo a los gobiernos autonómicos la concertación del bachillerato, ya que se está perpetuando la discriminación de los colegios públicos”.

Lola Abelló, presidenta de Ceapa, cree que “estos parámetros son soluciones neoliberales que van hacia la privatización de la enseñanza”. Ella defiende que “no hay que concertar nada, ya que la Educación tiene que ser gratuita, entendida como derecho constitucional”.

Miguel Muñiz, secretario general del FSIE, prefiere “no emitir una opinión hasta que no se concrete algo más”, ya que considera “muy generales” las declaraciones de Aguirre. En la misma línea se sitúa ANPE, que “no desea pronunciarse sobre una afirmación que en principio es una declaración de intenciones, y que en caso de llevarse a efecto no se traduciría en mejoras para la enseñanza pública”.

Cortina de humo

Por su parte, Augusto Serrano, portavoz de STES, considera que el anuncio de Aguirre “es simplemente una cortina de humo para ocultar la falta de construcción de centros públicos de cero a seis años con unas condiciones dignas y con una supervisión continua por parte de la Administración autonómica para que no ocurran hechos como los de la guardería El Borreguito Azul”.

Con respecto a la concertación del Bachillerato, Serrano estima más importante “tender a la igualdad desde más abajo y destinar ese dinero a estudios que sí sean obligatorios; no es el caso del Bachillerato, ya  que no es estudiado por todo el mundo”.

El secretario de Educación del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), Adolfo Navarro, también ha rechazado las desgravaciones fiscales al considerar que esta medida generará “más desigualdad y sólo favorecerá a unos pocos, justo a los que más tienen”.

En la misma línea que STES, Navarro aclara que los socialistas proponen estas reducciones para la enseñanza infantil, de 0 a 3 años, ya que ésta no forma parte de la enseñanza obligatoria y sólo el 11% de los niños está atendido por escuelas públicas, “precisamente por la falta de inversión del Gobierno regional, por lo que la mayoría de familias se ve obligada a escolarizar a sus hijos en guarderías privadas”, matizó Navarro.

La Consejería de Educación no ha entrado a valorar la propuesta, ya que la considera “un anuncio electoral que lo realiza la presidenta cuando ella lo estima oportuno”.

Adrian Arcos

Magisnet

 

1. frid Viernes 23 de marzo de 2007 | 12:46 h

Os he enlazado con Aragón Liberal. Ese es un paso para la libertad de elección. ¿pero será estable?

2. Jaimeba Viernes 30 de marzo de 2007 | 14:56 h

La estabilidad se conseguiría apostando realmente por el cheque en su totalidad.

Esto haría que muchos padres de rentas bajas y medias pudieran realmente escoger el colegio que crean mejor para la educación de sus hijos. Y una vez conseguido este poder por los padres sería muy difícil que ningún politiquillo de turno se atreviera a quitárselo.

Lo que no hay que negar, sin embargo, es que este es un paso en la dirección correcta.