jump to navigation

Domingo 18 de marzo de 2007

Grupos contra Educación Ciudadanía emprenden campaña en colegios y prensa

18:35 h | Libros,Noticias | Agn | Trackback

Una treintena de organizaciones que plantean la objeción de conciencia contra la nueva asignatura obligatoria Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos van a emprender en días venideros una ‘campaña informativa’ en centros escolares y medios de comunicación.

El presidente de Profesionales por la Etica, Jaime Urcelay, ha anunciado la constitución de grupos para articular la campaña en todas las capitales de provincia. Recorrerán ‘colegio a colegio y APA a APA’ para difundir ‘información básica’ sobre la asignatura y los planteamientos de estas organizaciones para que cada cual elija ‘libremente’ si sus hijos cursan la asignatura, según Urcelay. También tienen previsto el encarte de trípticos informativos en prensa nacional y provincial.

Urcelay apeló a la ‘libertad de cátedra’ de los profesores para que impartan la asignatura según sus propios criterios y en todo caso ‘no se sometan a contenidos que vayan en contra de sus propias convicciones’.

Profesionales por la Etica ha redactado sendos modelos de carta para que padres y alumnos mayores de 16 años que lo deseen manifiesten al director del centro que han decidido que sus hijos o ellos mismos, respectivamente, no asistan a clase por ‘razones de conciencia’ y de ‘libertad ideológica’.

La justificación es que ‘algunos’ de los contenidos de la asignatura implican una formación moral ‘contradictoria’ con las propias convicciones.

En otro documento, la dirección del centro podrá comunicar a los padres la discrepancia con la asignatura y que ‘va a amparar’ la libertad de conciencia de éstos, sin perjuicio de las obligaciones como institución docente.

Por último, los docentes pueden suscribir un manifiesto de oposición a un determinado sistema de valores que se quiere hacer pasar por ‘universal’ cuando ‘no lo es’.

Entre las 30 organizaciones figuran además la Confederación Nacional Católica de Padres de Alumnos, (CONCAPA), la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) o los estudiantes de Novillada.org, que entienden que la asignatura supone un ‘adoctrinamiento’ al servicio del poder.