jump to navigation

Jueves 15 de febrero de 2007

Cabrera vencerá pero no convencerá

18:04 h | Artículos,Libros | Maria | Trackback

raton.jpgTratandose de niños viene bien recordar la frase de Graham Greene, “nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte”. El gato es la asignatura, nuestros hijos las indefensas cobayas o ratoncitos.

Cabrera vencerá pero no convencerá
De error califica la ministra de Eduación y Ciencia, Mercedes Cabrera, el que la Iglesia Católica “no entendiera la importancia de una educación en valores ciudadanos y democráticos como los de Educación para la Ciudadanía.
Por lo pronto es un craso error intentar tergiversar los informes del Consejo de Estado, que no están de acuerdo con tal adoctrinamiento en valores relativos, no incluidos en la Constitución, según nos aclaran Profesionales por la Ética.
Vencerá con los votos socialistas, radicales y nacionalistas, pero sus explicaciones no convencen por mucha retórica que utilice.
Si dice que no puede comprender que esto no forme parte de la formación de niños y jóvenes, lo que muchos padres no podemos comprender es que desde un Estado Occidental del XXI se pretenda adoctrinar a nuestros hijos.
Menos aún en mentiras consensuadas por políticos electos surgidos por la conmoción de un brutal atentado. No se conforman con imponer una materia que adoctrina a los niños, también quieren la aprobación de la Iglesia y de los padres.
Existen valores de muchísimos padres que quieren transmitir a sus hijos, como que el matrimonio es la unión entre hombre y mujer y el divorcio exprés es una aberración. Valores como el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.
Aquellos que consideran que el derecho de los niños -a tener padre y madre- es el primero por encima de la adopción por parejas del mismo sexo. Y un largo etcétera que hace afirmar que la ministra Cabrera, en principio, vencerá pero no convencerá. Al no convencer su asignatura está avocada al fracaso.
Tratandose de niños viene bien recordar la frase de Graham Greene, “nunca convencerás a un ratón de que un gato negro trae buena suerte”. El gato es la asignatura, nuestros hijos las indefensas cobayas o ratoncitos. Es durísimo: pero el gato siempre se come al ratón.

José Carlos Navarro Muñoz

Publicado en Andaluía Liberal