jump to navigation

Jueves 16 de marzo de 2006

El “cheque escolar” une a padres y libreros

9:36 h | Libros,Noticias | Txemav | Trackback

Sólo los sindicatos docentes prefieren subvencionar el material a los colegios.

ELPERIODICODEGIJON.ES -Susana D. Machargo- Jueves 16 de Marzo de 2006

La comunidad educativa asturiana aplaude de forma unánime la puesta en marcha de la gratuidad de los libros de texto para el próximo curso. El respaldo a la fórmula elegida por el Principado es otra cosa. Los padres y los libreros apoyan la entrada en vigor del cheque escolar , que supone la entrega directa a las familias de las ayudas. Sin embargo, los sindicatos son más partidarios de las subvenciones a los centros educativos, ya que aseguran que ayuda a “socializar” el sistema y es más barato. La polémica está servida.

La consejería ha aprendido de la experiencia de otras comunidades autónomas. En Castilla La Mancha, el referente para el resto de regiones al ser la primera que aprobó la gratuidad, la administración entrega el dinero a los centros, que a su vez se lo dan a las familias para que compren el material y luego lo lleven al colegio. La reutilización ha dado algunos problemas de uso.

Por el contrario, Andalucía ha implantado el cheque escolar en los primeros cursos de Primaria. Un método similar es el que rige en Navarra y Murcia. Estas son algunas de las comunidades que podrán servir de espejo al Principado.

DIÁLOGO

La decisión de la consejería no se ha tomado al azar. Representantes de la administración se reunieron hace unas semanas con los portavoces del gremio de libreros. El presidente de la asociación, Pedro García, agradece que hayan contado con su opinión y señala que se trata de una elección “moderna”, porque la subvención a los centros “ya se ha retirado por ineficaz en países como Francia o Reino Unido”. Considera que los niños “deben trabajar con sus propios libros, subrayarlos o incluso escribir en ellos si es necesario”. En su caso, indica que las ventas en agosto y septiembre suponen una importante inyección económica para el balance anual de las librerías. Su opinión la comparten los padres.

El cheque convence tanto al presidente de la FAPA Miguel Virgós, Antonio Soto, como al de la Concapa, José Manuel Martínez. Soto indica que “la gratuidad era una demanda muy esperada” y cree que “si aborda las necesidades de las familias es acertada, con independencia de la forma”. Lo único que lamenta es que Educación no haya consultado con ellos previamente. Martínez defiende el modelo porque “da libertad a los padres para comprar donde quieran, los niños disponen de sus libros y mantenemos la actividad de las librerías, porque no se trata de perjudicar a nadie”.

RECHAZO

Los sindicatos lo ven de otras manera. Para Joaquín Alvarez, de CCOO, la consejería debería subvencionar a los centros porque “se debe priorizar el método en función de los recursos de una comunidad” y, a su juicio, Asturias no está para “despilfarrar”. Recordó que con un libro de texto “nunca nadie constituye una biblioteca escolar en casa” y cree que “frente al fomento del consumo y la posesión de bienes individuales hay que potenciar la reutilización, el uso colectivo y el disfrute compartido de bienes públicos”.

El secretario de Educación de FETE-UGT, Daniel Rodríguez, tiene esta misma opinión. Piensa que es importante impulsar la gratuidad pero prefiere hacerlo a través de los colegios. Rodríguez indica que así todos los alumnos están en las mismas condiciones, no sólo con los libros sino también con el resto del material.

A su vez, Juan Luis García, de Otecas, señala que defienden la gratuidad pero no quiere valorar el método elegido por la consejería porque todavía no lo ha analizado.